Guía para sobrevivir al aeropuerto de L.A.


El aeropuerto de Los Ángeles es el séptimo más grande del mundo por número de pasajeros por año (más de 74 millones) y el sexto por tamaño con un total de 9 terminales. Así es normal que cuando aterrices puedas sentirte perdido ante la inmensidad. Desde que el avión aterriza hasta que sales de la terminal, el proceso no es muy complicado ya que se encuentra bien señalizado como cualquier otro aeropuerto.

Es muy importante que lleves siempre encima la Declaración de Bienes que te han entregado en el avión debidamente rellenada. Sin dicho documento automáticamente serás rechazado en el control de pasaportes. Una vez llegues al mismo, deberás hacer un procedimiento similar en una pantalla digital (también imprescindible para superar el control de pasaportes). La mayor cantidad de tiempo la invertirás no en el control en sí, sino en las inmensas colas que se forman. Una vez superado, es hora de salir al mundo exterior.

Cómo llegar del aeropuerto al centro

Lo primero que te encontrarás al salir es una marabunta de gente estresada y corriendo de un lado a otro así como mucho ruido de los miles y miles de coches que circulan por la "herradura". Así es como se conoce al aeropuerto, cuyas terminales están organizadas en una calle con forma de U. Si vuelas desde o hacia fuera de Estados Unidos, aterrizarás y despegarás desde la Terminal Internacional Tom Bradley, que se encuentra en la punta de la U. Para vuelos nacionales, consulta la web de cada aerolínea o los letreros que hay en el propio aeropuerto hasta que encuentres tu aerolínea.


A tu llegada deberás orientarte según el modo de transporte que vayas a utilizar para llegar a Los Ángeles. Para facilitar la tarea, el aeropuerto ha coloreado de forma diferente las distintas opciones, quedando de la siguiente forma:

  • Azul marino: transporte público. En todas las áreas indicadas en azul (ver ejemplo en la foto de más abajo) paran los autobuses públicos así como el shuttle a la estación de metro más cercana, 'Aviation'. Es gratuito en todos los casos.

  • Verde: corresponde a los servicios prestados por FlyAway, autobús sin escalas a diferentes puntos de Los Ángeles. Consulta sus rutas en su página web clicando AQUÍ.

  • Rojo: hoteles y estacionamientos privados del área del aeropuerto. Son servicios de pick-up que suelen ofrecer los hoteles si lo has contratado previamente o está incluido en tu tarifa.

  • Amarillo: servicio de taxis.

  • Morado: es el área designada para aquellos que han optado por alquilar un coche. Las compañías de renting tienen sus vehículos fuera del aeropuerto y desde estas áreas moradas ofrecen el traslado de cortesía a sus instalaciones. De todas formas, sigue las instrucciones específicas que tu compañía de alquiler te indique.

  • Naranja: camionetas y vans compartidas.

Si solicitas un Uber o un Lyft, deberás subir a la planta superior (zona de salidas y no de llegadas) aunque mi consejo es que salgas del aeropuerto para solicitar un servicio de estos ya que los encarecen a propósito si haces la solicitud desde el mismo. En mi caso lo que hice fue coger el shuttle gratuito a la estación de metro más cercana (bastante a las afueras del aeropuerto) y pedir el Uber desde ahí, ahorrando un 50% de la tarifa.


Otros datos

  • Las colas en los controles de seguridad me las esperaba más exageradas, pero lo que vi tanto en este aeropuerto como en el de San Francisco y Las Vegas es que están muy bien organizados y no suele haber grandes aglomeraciones.

  • En todos los aeropuertos de Estados Unidos hay fuentes de agua gratuita tanto antes como después de los controles de seguridad, por lo que no gastes tu dinero comprando agua. Se sitúan siempre en las entradas de los lavabos.

#LosÁngeles #LAX #AeropuertoInternacionalLosÁngeles #Cómollegaralcentro