Atenas, la capital más antigua del mundo


Cuatro mil años antes del nacimiento de Cristo se constituyó un asentamiento urbano en el área que actualmente ocupa Atenas, la capital de Grecia y la más antigua del continente que se tenga constancia. La ciudad debe su nombre a la diosa de la guerra Atenea y su importancia e influencia cultural en Europa sólo es comparable a la que tuvo el Imperio romano. Prueba de ello es que ya en el siglo sexto antes de Cristo gozaban de una democracia.

El dinamismo económico del que gozaba la ciudad llevó a otras polis griegas a atacarla. En la Guerra del Peloponeso (siglo V a.C.) Esparta salió victoriosa y sometió a Atenas. Posteriormente la Macedonia de Filipo II se hizo con el control de la misma, aunque en ningún momento Atenas dejó de expandirse y crecer cultural y económicamente. Tras la ocupación romana, la ciudad disfrutó de un trato privilegiado dentro del Imperio romano, sobre todo bajo el mandato del emperador Adriano. Tras la caída de Roma en el siglo V, Atenas pasó a formar parte del Imperio Bizantino y el cristianismo empezó a expandirse hasta que en 1456 los otomanos ocuparon la ciudad y sustituyeron las iglesias cristianas por mezquitas.

El dominio turco se vio interrumpido brevemente tras la invasión por parte de los venecianos, que bombardearon la ciudad, incluida la Acrópolis, dejando destrozo tras su paso. Atenas sería otomana hasta el año 1821, cuando se desató la Guerra de Independencia, que se prolongó durante 14 años. En 1835 Atenas se convirtió en la capital de la actual Grecia. Aunque Grecia decidiera adoptar un papel neutral en la Segunda Guerra Mundial, no se libró de ser invadida por los nazis, que mantuvieron al país sometido hasta la derrota frente a las tropas aliadas. Pero el episodio más trágico de la historia del país vendría poco después. En 1948 se inicia una sangrienta Guerra Civil que acaba en 1950 con la victoria de las fuerzas gubernamentales sobre los insurrectos comunistas. En 1967, un golpe de estado convierte a Grecia en una dictadura, que se extendería hasta el año 1974 tras la derrota sufrida contra Turquía en Chipre. Con la restauración de la democracia, Grecia se incorpora a la Unión Europea en 1981 y adopta el euro en el año 2001 con Atenas como capital.

Cómo llegar del aeropuerto al centro

El aeropuerto de Eleftherios Venizelos se encuentra bastante alejado del centro aunque las conexiones son buenas. La principal forma de llegar al centro es con el metro. La línea azul conecta con las estaciones Syntagma o Monastiraki y en Syntagma puedes hacer transbordo a la línea roja si tu alojamiento se encuentra cerca de la Acrópolis. El trayecto dura aproximadamente una hora y el precio del billete es algo caro, 8 euros por persona. Otra alternativa es coger el autobús X95 cuyo destino es la Plaza Sintagma y el precio del billete es de 6 euros, aunque esta tarifa no permite transbordos a otros medios de transporte.

Acrópolis

Situada de forma estratégica en lo alto de la colina, la Acrópolis jugaba un papel central en la configuración de la antigua Atenas y era un lugar de encuentro y culto entre la población. A lo largo de la historia los diferentes invasores la fueron moldeando, llegando a albergar mezquitas bajo ocupación del Imperio Persa o iglesias cristianas bajo dominio romano.

La Acrópolis es el lugar más importante de la ciudad y el que más turistas recibe. El precio de la entrada es de 20 euros, aunque el ticket es gratis para estudiantes europeos previa presentación del carnet de estudiante. El horario de apertura habitual es de 8.00 a 20.00h. Dentro de la Acrópolis se encuentra:

Partenón

Es uno de los monumentos más conocidos del mundo y el más representativo de la Grecia clásica. Es un templo consagrado a la protectora de la ciudad, la diosa Atenea y el edificio más representativo de la arquitectura dórica. Fue construido entre los años 447 y 432 a.C.





Erecteion

De estilo jónico, el templo se erigió en honor a Atenea y Erecteo entre los años 421 y 406 a.C. El edificio agrupaba alguna de las reliquias más antiguas y sagradas de los atenienses y presenció la disputa entre Atenea y Poseidón. Una de las partes más reconocibles del mismo es el pórtico de las Cariátides, donde hay esculpidas seis estatuas de mujeres jóvenes drapeadas aunque se trata de réplicas. De las originales, cinco se conservan en el Museo de la Acrópolis para protegerlas de la corrosión y la polución y la restante se encuentra en el Museo Británico de Londres.

El año 490 a.C. se desató la guerra entre el Imperio de Persia y las ciudad-estado (polis) griegas. Los habitantes de Karys y Caryae, ciudades situadas en el Peloponeso, colaboraron con los persas, por lo que los atenienses les declararon la guerra y, entre otras cosas, vendieron a sus mujeres como esclavas. Las seis Cariátides se cree que representan a estas mujeres comercializadas como esclavas.




Odeón de Herodes Ático

Este edificio tenía el propósito de albergar audiciones musicales en su interior y es mucho más contemporáneo que el resto de estructuras de la Acrópolis. Fue levantado el año 161 d.C con el dinero de Herodes Ático, un adinerado cónsul romano, que decidió dedicárselo a su mujer, fallecida un año antes. Se trataba de un edificio cerrado que al ser destruido por tribus germánicas en el año 267 no volvió a ser reconstruido.



Templo de Atenea Niké

Este pequeño templo conmemora la victoria sobre los persas en la batalla Salamina, que tuvo lugar el año 480 a.C. Su construcción data del 421 a.C. y es, junto al Erecteion, el edificio más antiguo del complejo de la Acrópolis.


Museo Arqueológico Nacional

Es el museo arqueológico más grande de Grecia y acoge la mayor colección de arte de la antigua Grecia. El precio de la entrada es de 7 euros para adultos y gratuita para estudiantes europeos así como menores de 18 años, periodistas acreditados y profesores de colegio acompañando a sus estudiantes. El horario de apertura es de 9.00 a 16.00h a excepción de los lunes, cuando abre de 13.00 a 20.00h. Fue construido en el siglo XIX y alberga gran parte de los objetos arqueológicos procedentes desde la prehistoria hasta la antigüedad que fueron hallados en Grecia.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el museo permaneció cerrado y las obras fueron guardadas en cajas de seguridad para protegerlas en caso de bombardeos o saqueos. Desde 1945 hasta nuestros días ha permanecido abierto al público.








Estadio Panatenaico

Este estadio albergaba las competiciones que se realizaban anualmente en Las Panateneas, celebraciones religiosas en las que se rendía culto a la diosa Atenea mediante diferentes competiciones que abarcaban disciplinas como la hípica, el atletismo, la lucha o las carreras de cuádrigas. También se realizaban concursos de canto y de belleza. Aunque tenían lugar cada año, era cada cuatro años cuando las mismas adquirían especial relevancia, una organización temporal similar a los Juegos Olímpicos actuales, que se celebran cada cuatro años. El precio de la entrada es de 5 euros para adultos o 2.5 euros para estudiantes europeos u otros colectivos. En el precio de la entrada está incluido el uso de una audioguía, que durante el recorrido explica la historia del lugar.

La actual estructura se trata de un estadio reformado para albergar los primeros Juegos Olímpicos del mundo moderno, que fueron celebrados en Atenas en 1986. 18 años más tarde, en 2004, los Juegos Olímpicos volvieron a Atenas y el estadio volvió a ser reformado para albergar la competición de tiro con arco y la final del maratón. Además de eventos deportivos, el estadio también ha albergado conciertos de artistas de la talla de Bob Dylan, Depeche Mode, Tina Turner o Metallica, así como el popular cantante griego Sakis Rouvas.








Templo de Zeus

En las épocas helenística y romana fue el templo más grande de Grecia. Su construcción se prolongó desde el siglo VI a.C hasta el siglo II d.C, más de 800 años. La dilación en su construcción puede entenderse si se tiene en cuenta que sus obras estuvieron paralizadas 400 años durante los años de la democracia ateniense al considerar que el templo era demasiado grande. Se reanudó bajo la dominación macedonia de Grecia en el siglo II a.C pero su construcción volvió a interrumpirse con la invasión romana de la ciudad. Finalmente se finalizó en el siglo II d.C por decisión del emperador romano Adriano, gran admirador de la cultura griega. Se desconoce qué destruyó el templo aunque se cree que pudo ser uno de los terremotos que azotó la ciudad durante la Edad Media el causante de su derrocamiento. Actualmente se conservan 16 columnas.





Plaza Syntagma y Consejo de los Helenos

La plaza fue inaugurada el 25 de marzo de 1932 durante el Día de la Independencia. La Guardia Nacional, ataviada con sus famosos uniformes de fustanelas y zuecos, vigila continuamente la Tumba del Soldado Desconocido que se ubica justo delante del Consejo de los Helenos, el Parlamento griego, sede de la democracia del país.



La Plaza Syntagma es un lugar de encuentro, celebraciones y manifestaciones. Es uno de los lugares con más vida de Atenas y aquí han tenido lugar acontecimientos de gran importancia para el país. Quizás el más contemporáneo fue el suicidio de Dimitris Christoulas, un pensionista griego, en el centro de la plaza. El hombre, ahogado por su precaria situación económica generada por la severa crisis que azotaba la economía griega en 2012, decidió quitarse la vida de un disparo en pleno centro de la plaza. El suceso tuvo mucha repercusión tanto a nivel nacional como internacional y alimentó la reactivación de las protestas contras las medidas de austeridad llevadas a cabo por el gobierno heleno en el marco del rescate financiero de la Unión Europea.

Monastiraki

Uno de los barrios más animados de Atenas se encuentra alrededor de la Plaza Monastiraki, que debe su nombre a la iglesia bizantina de Pantanassa que se encuentra dentro de la plaza. Las estrechas calles que rodean la plaza están repletas de pequeños negocios dónde puedes encontrar de todo. Es el lugar ideal para comprar souvenirs ya que el elevado número de vendedores hace que los precios sean más bajos que en otras zonas de la capital griega.




Parque Filopappou

La popularidad del parque Filopappou entre los turistas se debe en gran medida a las espectaculares vistas de la Acrópolis que se obtienen desde el mismo. El parque también alberga el lugar que se cree sirvió para retener preso al conocido filósofo Sócrates tras ser acusado en el año 399 a.C de intentar introducir nuevos dioses y corromper la moral de la juventud. Fue sentenciado a muerte y envenenado con cicuta a los 70 años de edad.




Museo de la Acrópolis

Cerca de la Acrópolis se encuentra este museo, un edificio de arquitectura vanguardista que contiene en su interior una amplísima colección de piezas pertenecientes a los diferentes monumentos de la Acrópolis, entre ellas las cinco Cariátides de Erecteion originales. El museo dispone de una terraza en la segunda planta desde donde se obtienen buenas vistas del Partenón. El precio de la entrada es de 5 euros para adultos y gratis para estudiantes europeos.





Otros

Colina Licabeto

Es el punto más alto de Atenas desde donde puede verse absolutamente todo. La subida merece la pena.





Ágora romana

Actualmente sólo se conservan pequeñas partes de las columnas del patio y una pequeña zona que correspondía a los baños públicos. La zona está devastada y salvo que hayas adquirido el ticket combinado de la Acrópolis no recomiendo pagar por entrar. Lo poco que queda puede verse perfectamente desde fuera.


Biblioteca Nacional


Academia Nacional de Grecia



Iglesias ortodoxas

La religión mayoritaria del país es la ortodoxa. Grecia es uno de los pocos países de la Unión Europea en tener una religión oficial. Aunque en el resto de países también hay religiones mayoritarias, sus constituciones definen el estado como laico. No es el caso de Grecia.



#Atenas #Grecia #Quéver #Turismo #GreciaCentral