San Lorenzo del Escorial, una excursión obligada de un día desde Madrid

  • Descubre la mejor forma de llegar en transporte público al Monasterio de San Lorenzo del Escorial desde la ciudad de Madrid así como el mejor lugar para degustar cocina local.

El mismo año que el rey Felipe II tomaba la decisión de trasladar la capital de Toledo a Castilla, decidía también comprar una serie de terrenos en El Escorial y ordenaba empezar la construcción del monasterio. Corría el año 1561 y tal decisión supuso todo un impulso para la localidad, que de la noche a la mañana empezó a crecer alrededor de la nueva monumental obra.


Este periodo de esplendor se apagó en el siglo XIX, cuando las tropas francesas expoliaron el monasterio y quemaron importantes edificios antes de abandonar la ciudad a su suerte. Tras la guerra de la independencia, se inició la reconstrucción del lugar, que empezó a popularizarse como lugar vacacional entre las clases medias y altas de la ciudad de Madrid tras la llegada del ferrocarril a la ciudad.


Tras la Guerra Civil y a escasos 16 km del Monasterio se levantó el Valle de los Caídos, que fue construido por orden del dictador Francisco Franco. Allí fue enterrado Primo de Rivera, fundador del partido fascista Falange Española, así como más de 30.000 combatientes que murieron en la guerra, tanto del bando republicano como del sublevado, además del propio dictador tras su muerte en 1975.


Cómo llegar en transporte público desde Madrid a San Lorenzo del Escorial

Existen dos formas de llegar en transporte público desde Madrid:

  • Autobús: la línea número 661 conecta Madrid con el Monasterio del Escorial. Concretamente los autobuses parten desde el intercambiador de Moncloa con más de 68 conexiones diarias de lunes a viernes, 32 conexiones los sábados y y 23 los domingos y festivos. El precio del trayecto es de 4,20 euros y puede abonarse tanto con la tarjeta de transporte público de Madrid como en efectivo al conductor (los pagos en efectivo al conductor se continúan aceptando pese al Covid-19). Puedes consultar los horarios de salida y paso por el Monasterio pulsando AQUÍ, y los horarios de vuelta desde El Escorial a Madrid pulsando AQUÍ. El trayecto tiene una duración de unos 55 minutos.

  • Tren: existen también conexiones entre la localidad y Madrid por tren a través del servicio de Cercanias de Renfe, aunque la estación se encuentra a unos 2km del Monasterio, por lo que la mejor opción si no quieres caminar es el autobús. Puedes consultar horarios y precios en la página web de Renfe pulsando AQUÍ.


Lugares a visitar en San Lorenzo del Escorial

(todas las fotos incluidas a continuación se encuentran geolocalizadas por GPS. Pulsa sobre la imagen para obtener las coordenadas exactas desde dónde tomé las fotos)

Aunque la ciudad es bonita y tiene varios edificios históricos, la visita por antonomasia es el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 y considerado como la Octava Maravilla del Mundo desde hace siglos por su tamaño inconmensurable y enorme valor simbólico.

El edificio surge por la necesidad de crear un monasterio que asegurase el culto en torno a un panteón familiar de nueva creación, para así poder dar cumplimiento al último testamento de Carlos V de 1558. El Emperador quiso enterrarse con su esposa Isabel de Portugal y con su nueva dinastía alejado de los habituales lugares de entierro de los Trastámara.


Su arquitectura marcó el paso del plateresco renacentista al clasicismo desornamentado. Obra ingente, de gran monumentalidad, es también un receptáculo de las demás artes. Sus pinturas, esculturas, cantorales, pergaminos, ornamentos litúrgicos y demás objetos suntuarios, sacros y áulicos hacen que El Escorial sea también un museo. Su compleja iconografía e iconología ha merecido las más variadas interpretaciones de historiadores, admiradores y críticos. El Escorial es la cristalización de las ideas y de la voluntad de su impulsor, el rey Felipe II, un príncipe renacentista.


En definitiva, y tal y como lo define Patrimonio Nacional, "es el monumento que mejor resume las aspiraciones ideológicas y culturales del “Siglo de Oro” español, expresadas aquí mediante una síntesis original de formas artísticas italianas y flamencas por impulso de Felipe II".

El edificio es gestionado por Patrimonio Nacional y la entrada al mismo tiene un precio de 12 euros por persona. Los horarios de apertura varían bastante en función del mes del año, por lo que lo mejor es consultar en su página oficial los últimos horarios actualizados disponibles. Es recomendable hacer la compra de las entradas de forma anticipada para no tener que realizar la cola o quedarte sin pase. La visita tiene una duración aproximada de unas 2 horas y vale realmente la pena. Aunque están prohibidas las fotografías en prácticamente todo su interior, puedo dar fe de que hay varias salas, como la Biblioteca o los Panteones, que son realmente impresionantes y únicas.


Aunque el proyecto de Felipe II no se concluyó hasta el reinado de su nieto Felipe IV, en el Panteón Real están enterrados los Reyes Españoles desde Carlos V, exceptuando Felipe y Fernando VI que fueron enterrados en la Colegiata del Palacio Real de la Granja y en las Salesas Reales respectivamente.

Además del interior del Monasterio, también puede visitarse los jardines que hay alrededor del imponente edificio y que tienen su encanto. Pueden visitarse de forma gratuita y desde los mismos incluso puede verse en el horizonte las cuatro torres de Madrid.


Dónde comer en San Lorenzo del Escorial: restaurante Cava Alta Fusión

Si tras la visita el estómago te pide comida, estás en un muy bien lugar, y es que en San Lorenzo del Escorial hay variedad de restaurantes dónde se come fenomenal. Tras una búsqueda concienzuda y tras ver varias cartas, me decanté por el restaurante Cava Alta Fusión, en la calle Floridablanca número 17, ¡y menudo acierto!


En su carta hay variedad de platos tradicionales tanto de la región de Madrid como de las regiones vecinas y otros lugares de España. Para empezar, hice dos de los entrantes que más me llamaron la atención, paté de perdiz y croquetas de jamón ibérico. El primero lo sirven con una selección de panes y el segundo con patatas fritas. Aunque me gustaron ambos, el paté con perdiz es una auténtica delicatessen que debes probar sí o sí.

Como plato principal me decanté por una paletilla de cordero lechal, un plato muy popular en Madrid y Castilla y que también estaba muy bueno. Lo cocinan al horno junto a unas patatas y el sabor es exquisito y la carne muy tierna. Por último, de postre, no escogí arroz con leche ya que ya lo había comido en días anteriores en Salamanca y Ávila, así que opté por natillas caseras y no pude tomar mejor decisión.

En definitiva, todos los platos me merecieron un sobresaliente. El local además es espacioso, silencioso y con un ambiente muy relajado.


El precio de los platos fue el siguiente: paté de perdiz: 10.75€, croquetas de jamón ibérico: 5€ (1/2 ración), paletilla de cordero lechal: 18€ y natillas caseras: 5€. El precio total fue de 41.30 euros contando bebida y pan y todo lo descrito. Puedes consultar su carta completa pulsando AQUÍ.


Lo mejor

  • La ubicación es ideal, ya que se encuentra justo al lado del Monasterio de San Lorenzo del Escorial y de su Ayuntamiento.

  • El servicio es bastante rápido y no hay esperas largas entre plato y plato.

  • El local es acogedor y silencioso, con espacio suficiente entre las mesas para poder mantener una conversación sin gritos.

  • La presentación de los platos está a la altura de su sabor, excelente.

  • Opción de pagar con tarjeta de débito/crédito.

  • Opción de hacer medias raciones en los entrantes, lo cual es muy útil si comes tú solo, ya que te permite probar varios sin que la cuenta ascienda a mucho importe.


Lo peor

  • El pan que sirven con la comida (excepto el que me sirvieron con el paté de perdiz) es el típico descongelado insípido.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | OCTUBRE

LISBOA

RONDA

FLORENCIA