Estocolmo, la capital de Escandinavia


Catorce islas conectadas entre sí por increíbles canales y puentes conforman la capital de Suecia y ciudad más poblada de Escandinavia, Estocolmo. Fundada en el siglo XIII, rápidamente ganó importancia debido a su posición estratégica en el mar báltico. Aunque estuvo durante años a la sombra de Gotemburgo, centro industrial del país, la progresiva terciarización de la economía y la mayor importancia de los servicios permitió a Estocolmo prosperar y presentar en la actualidad una de las mayores rentas per cápita del mundo. Además, es un destino popular entre los Erasmus europeos debido al prestigio con el que cuenta el sistema educativo del país.

Los dos aeropuertos más importantes de la ciudad son Arlanda y Skavsta. Al primero vuelan la mayoría de compañías, mientras que al segundo vuelan compañías low cost como Ryanair o Wizz Air. El aeropuerto de Skavsta se encuentra a una hora y media en autobús de la ciudad de Estocolmo. La compañía de autobuses Flygbussarna realiza el trayecto por unos 30 euros ida y vuelta y el servicio está programado de tal forma que espera la llegada de los vuelos (incluso si éstos sufren retrasos).

Ayuntamiento

Cada 10 de diciembre, en una de las salas del Ayuntamiento tiene lugar el banquete y entrega de los prestigiosos Premios Nobel, reconocidos en todo el mundo y que son otorgados por la Real Academia de las Ciencias de Suecia a excepción del Nobel de la Paz, que se entrega en la ciudad de Oslo y es otorgado por el comité noruego de los Nobel. Puede visitarse tanto el interior del edificio como la torre, pero mientras que lo primero se encuentra abierto durante todo el año, el ascenso a la torre sólo puede realizarse de Mayo a Septiembre.


Gamla Stan

En la isla de Gamla Stan se asienta el casco antiguo, toda una joya arquitectónica que fue rehabilitada en el siglo XX y que en la actualidad hace las delicias de los turistas. El punto que más se asocia con esta zona son las casas de colores situadas en la plaza de Stortorget.


Mirador de Katarina

Dirección al barrio de Södermalm se encuentra el mirador de Katarina, desde donde se obtienen vistas panorámicas del Gamla Stan, el Ayuntamiento y el barrio de Djugardens. Acceder no tiene coste alguno y en los alrededores hay varios sitios para comer, incluido cadenas de comida rápida como McDonald's. Los lavabos de la mayoría de sitios en Estocolmo implican el pago de 5 coronas suecas.


Mirador de Moteliusvägen

Ya en Södermalm se sitúa otro de los miradores populares entre locales y turistas, en la colina de Moteliusvägen. También es gratuito y bajo mi punto de vista es el mejor. Recomiendo visitarlo tanto de día como al anochecer.


Palacio Real

Suecia ha sido un reino desde sus inicios y la corona empezó a ser hereditaria desde el año 1544. La actual dinastía Bernadotte fue establecida durante las guerras napoleónicas del siglo XIX y el actual monarca es Carlos XVI Gustavo. Es el rey que menos poder y responsabilidades tiene entre todas las realezas europeas, su papel es protocolario y simbólico.


Puente de las Coronas

De 165 metros de longitud, el puente es popular por las dos coronas doradas que hay situadas en sus barandillas y las bonitas vistas que se obtienen desde el mismo del casco histórico de Estocolmo.


Museo y Zoo de Skansen

En mi opinión esta es una visita imprescindible. El Museo de Skansen se fundó en 1891 y el objetivo del mismo es mostrar el estilo de vida sueco a todo el mundo. Es al aire libre y en su interior hay casas típicas del país así como fauna y flora de la zona. En dichas casas se imparten talleres donde el visitante puede observar y ser parte del modo de hacer de profesiones tradicionales. Además, el ticket incluye el zoo, donde puedes encontrarte cara a cara con animales típicos de la península escandinava como los renos, el oso, el bisonte y animales de granja. A fecha de mi visita, el precio de la entrada fue de 120 coronas suecas (unos 10 euros al cambio).


Palacio de Drottningholm

Es la residencia de la familia real y es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Se encuentra algo alejado del centro, a unos 30-40 minutos en transporte público y para llegar es necesario coger el metro y el autobús. El billete es caro, unos 7 euros para el viaje de ida y vuelta, pero merece la pena.

#Estocolmo #Suecia #GamlaStan #Turismo #Viewpoints