Brujas, la perla de Flandes

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Brujas así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Bruselas.

Capital de la región de Flandes Occidental, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ciudad más visitada del país, con 3 millones de visitantes anuales. Las calles empedradas, el entramado de canales y el ambiente medieval convierten a Brujas en la joya de la corona de Bélgica.


La primera vez que aparece el nombre de la ciudad en un texto es en el siglo IX y la palabra germánica 'brugi' (embarcadero, en español) es el origen de su denominación. Gracias a su conexión con el mar, Brujas se convirtió rápidamente en una importante ciudad de comercio hasta el punto que fue en esta ciudad dónde se creó la primera Bolsa del mundo. Las actividades bursátiles se realizaban en la propia plaza de la ciudad. El siglo XV no solo no fue un punto de inflexión, sino que la riqueza de la ciudad siguió disparándose y al dinamismo económico se unió un dinamismo cultural que atrajo a artistas como Jan van Eyck o Hans Memling. De esta época data el edificio del Ayuntamiento, una obra monumental, así como numerosas iglesias y casas civiles.


A finales del siglo XV, la corte de Borgoña abandona la ciudad tras el fallecimiento de María de Borgoña en 1482, y con la corte se fueron también los comerciantes internacionales. Era el fin de la prosperidad y el inicio de siglos de guerras y cambios de poder, que empobrecieron significativamente a la ciudad.


A pesar de jugar un papel activo en las dos guerras mundiales, pues el puerto de Brujas sirvió como base de salida de la flota de submarinos alemanes, el centro histórico salió intacto. En el año 2000 la UNESCO distinguió a todo el casco medieval como Patrimonio de la Humanidad y el boom turístico de las décadas siguientes ha hecho el resto.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


Campanario (Belfort)

Antiguamente era una torre de madera donde tenía su sede el ayuntamiento de la ciudad. Tras el incendio en 1240, que destruyó por completo el edificio, se trasladaron las funciones públicas a otro edificio. Tiene una altura de 83 metros y su cúspide ofrece impresionantes vistas panorámicas de la ciudad, aunque para ello hay que, primero, subir los 366 escalones que lo componen.


El acceso tiene un coste de 8 euros y puede reservarse anticipadamente a través de la web oficial del campanario pulsando AQUÍ.

Además de desde la plaza Markt, si quieres obtener una buena panorámica del campanario, accede al Burger King que se encuentra en la plaza y sube a la primera planta.

Ayuntamiento (Stadhuis)

De estilo gótico-florido, este edificio fue levantado en el siglo XIV y es un claro ejemplo de la prosperidad económica de la ciudad durante toda la Edad Media. Está situado en la plaza Burg y en su interior cuenta con la Sala Gótica, conocida por sus numerosos murales históricos y una bóveda colgante de madera impresionante y la Sala Histórica, dónde se exponen documentos y pinturas que versan sobre la historia de la ciudad.


El precio de la visita es de 6 euros. Consulta información actualizada sobre horarios y precios en la página web de turismo de Brujas pulsando AQUÍ.

Basílica de la Santa Sangre (Basiliek van het Heilig Bloed)

Esta basílica está compuesta por una capilla inferior, dedicada a San Basilio y otra superior, que guarda un tesoro supuestamente traído por los cruzados (guerreros cristianos que lucharon por recuperar Tierra Santa) a Brujas. El acceso tiene un coste de 2,50 euros. Consulta información actualizada sobre precios y horarios en la web oficial de turismo de Brujas pulsando AQUÍ.


Plaza Gran Mercado (Grote Markt)

Es sin lugar a dudas el lugar más bonito de la ciudad. Es el centro de la ciudad y está rodeado de espectaculares edificios, entre los que se encuentra el imponente campanario de 83 metros de altura y las coloridas fachadas de las antiguas casas gremiales, así como el edificio que alberga la Corte Provincial. En definitiva, belleza en sus cuatro costados.

Rozenhoedkaai

Los canales de Brujas recuerdan a los de otras ciudades europeas como Ámsterdam o Venecia. De hecho, a Brujas popularmente se la conoce como "La Venecia del Norte". Serpentean por toda la ciudad y ofrecen impresionantes panorámicas, como la que se obtiene en Rozenhoedkaai, uno de los lugares más 'instagrammeados' de la ciudad.

Molino Sint-Janshuis

La mayoría de los molinos se construyeron a lo largo de los límites que marcaban las murallas de la ciudad, erigidas en el siglo XIII. Con la destrucción de las mismas, la ciudad también se marcó como objetivo derruir todos los molinos, aunque finalmente se conservaron algunos de ellos. Entre los supervivientes se encuentra el molino Sint-Janshuis, construido el año 1770, y el único que actualmente admite visitantes. Está exactamente en el mismo lugar en el que fue levantado en su día.

OLV Kerk Museum

Este edificio fue durante muchos años la sede del gremio de albañiles de Brujas. Cuenta con la torre de iglesia de ladrillo más alta del mundo, con sus 115,5 metros. En su interior alberga obras de arte, entre las cuales destaca la 'Madonna de Brujas' de Miguel Ángel. También se encuentran en su interior los mausoleos de María de Borgoña y Carlos V.


Reserva anticipadamente tu entrada en la web oficial del museo pulsando AQUÍ.


Plaza Jan Van Eyck

Esta plaza sintetiza los años de esplendor comercial de la ciudad, que fue enlace comercial entre las ciudades hanseáticas del norte de Europa, Inglaterra y Alemania con las plazas comerciales de Francia, España e Italia desde el siglo XIII hasta el XV. De hecho, de dicha época se conserva la calle de los españoles (Spaanse Loskaai y Spanjaardstraat), así denominadas porque en ella se establecieron numerosos comerciales de dicho país.


En el centro de la plaza se encuentra una escultura a Jan Van Eyck, un afamado pintor flamenco, de la ciudad de Brujas, considerado como uno de los mejores del norte de Europa. Sus obras eran de estilo gótico.

Begijnhof

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este conjunto de casas con fachadas blancas sirvió como hogar de las beguinas, mujeres emancipadas que aun siendo laicas siguieron una vida piadosa y de celibato. Actualmente viven hermanas de la Orden de San Benedito y mujeres solteras de la ciudad.


Ezelpoort

Esta puerta formaba parte del conjunto de murallas que fueron construidas en el año 1297. Tuvo que ser reconstruida en 1369 y rehabilitada en varias ocasiones tras varias batallas que debilitaron la muralla y todas sus estructuras, aunque finalmente acabó derrumbándose. Ya entrado el siglo XX fue reconstruida hasta presentar el aspecto que muestra en la actualidad.


Castillo Tillegem

Los cimientos de este castillo con foso datan del siglo XIV. En su interior se conservan los antiguos establos de caballería y una capilla de estilo neogótico. El castillo está abierto al público y se encuentra a unos 6 km del centro histórico de la ciudad.

Castillo Loppem

Algo más alejado del centro histórico de Brujas, a unos 8 km, se encuentra el castillo de Loppem. Construido en el siglo XIX, fue residencia del monarca Alberto I durante la Primera Guerra Mundial.


Pueblo de Damme

Por desgracia, no me dio tiempo a realizar esta ruta de 15 km (ida y vuelta), aunque es totalmente recomendable por los paisajes que hay de camino así como por el propio pueblo en sí.


Cómo llegar a Brujas desde Bruselas

La forma más económica y sencilla de llegar es en tren desde Bruselas. El trayecto es de una hora y media y el coste total es de 6,20€ por trayecto (para menores de 25 años) y 9,20€ para adultos. La estación principal de la ciudad es Station Brugge. Para más información, visita el siguiente enlace.


Alquilar bici en Brujas

Aunque la ciudad tiene carril bici, es recomendable recorrerla a pie por dos motivos: (1) no es una ciudad grande, por lo que no hay grandes distancias entre los distintos puntos turísticos y (2) la gran cantidad de turistas que la recorren hacen casi impracticable desplazarse por algunas calles. Sí es necesario alquilar una bici para llegar a los castillos de Tillegem y Loppem en las afueras, también es recomendable si vas a hacer una excursión al pueblo de Damme o a Sluis, pueblo fronterizo con Países Bajos.


Yo opté por alquilar la bicicleta en ‘Bike Rental Kapsalon’, situada en la calle Niklaas Desparsstraat, 17. El precio fue de 10 euros para todo el día (no había que dejar fianza en metálico, sí el número de una tarjeta de crédito).


Quizás pueda interesarte:

Entradas relacionadas: Amberes, Bruselas, Gante, Dinant


¿Tienes alguna duda sobre Brujas? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te

responderemos en la mayor brevedad posible.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | MARZO

LAS PALMAS

TAJ MAHAL

LA HABANA