Dinant, una impresionante ciudadela a orillas del Mosa

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Dinant así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Bruselas.

Valonia y Flandes son las dos regiones que conforman el estado belga. La segunda, flamenca, es la más visitada ya que en ella se encuentran las ciudades de Brujas, Gante y Amberes, imprescindibles en el circuito turístico habitual. Sin embargo, Valonia, el área francófona, también posee lugares especiales, como Dinant. A orillas del río Mosa y entre acantilados se erige esta bonita ciudad en el extremo sur del país, cerca de la frontera con Francia.


La ciudad perteneció al Principado de Lieja hasta su ocupación por las fuerzas francesas en 1675, que la convirtieron en una importante fortaleza defensiva por su privilegiada situación. En 1697, se firma el Tratado de Rijswijk, que pone punto y final a la guerra de los nueve años que enfrentó a Francia contra España, Inglaterra, las Provincias Unidas de los Países Bajos y el Sacro Imperio Romano. Entre las diferentes concesiones en virtud de dicho pacto, se encontraba la devolución de Dinant al Principado de Lieja junto con el desmantelamiento de la fortaleza construida.


La estructura defensiva fue reconstruida entre los años 1817 y 1821 por el Reino Unido de los Países Bajos, y desde entonces se ha conservado hasta nuestros días, siendo testigo de primera mano de diversas batallas en el marco de la Primera Guerra Mundial entre los ejércitos francés y alemán. De hecho, en una de esas batallas, el entonces teniente Charles de Gaulle fue herido.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


Mirador Avenue Colonel

Para obtener la mejor panorámica de la ciudad de Dinant no hay más que ir a la Avenida Colonel. Desde esta calle puedes retratar en una misma foto todos los atractivos turísticos del lugar, esto es, la iglesia de Notre-Dame de Dinant, la ciudadela y las coloridas casas a orillas del río Mosa.


La ciudadela

La Ciudadela fue edificada el año 1815 y resistió a la gran batalle entre alemanes y franceses en el marco de la Primera Guerra Mundial. La ciudad fue sitiada por el Imperio Alemán en su estrategia de ocupación de Bélgica y, posteriormente, Francia. En 1914, la ciudad quedó dividida por el río. En el flanco derecho se asentaron los alemanes y en el izquierdo, los franceses. Entre el 21 y el 25 de agosto de ese mismo año, el ejército alemán fusiló a 674 civiles como represalia por su simpatía por el ejército francés antes de ocupar definitivamente la ciudad en la denominada 'Masacre de Dinant'.

Puedes acceder a ella previo pago de 8,50 euros. El ascenso lo puedes realizar por las escaleras (408 peldaños) o mediante un teleférico. El precio bajo mi punto de vista es algo caro y las vistas desde arriba no son nada del otro mundo. Sí que es interesante el museo que cuenta la historia de la ciudad y su papel en la Primera Guerra Mundial. Adicionalmente puedes contratar los servicios de un guía, aunque no está disponible el tour en español, tan sólo en francés e inglés.


Collegiale Notre Dame

Esta colegiata católica y su campanario bulboso es el rasgo distintivo de Dinant y su estilo es el gótico, en contraposición al estilo románico que tenía la iglesia que se asentaba previamente en este mismo lugar. El acceso a su interior es gratuito y merece la pena.


Se dio la casualidad que en el momento en que la visité se estaba oficiando un matrimonio entre personas de origen asiático, pero no llegué a saber si se estaban casando como el que va a Las Vegas expresamente para ello o eran de Dinant de toda la vida.


Puente Charles de Gaulle

Una última curiosidad sobre esta ciudad es que en ella nació Adolphe Sax, el inventor del saxófono. Es por ello que la ciudad cuenta con numerosos saxos a lo largo del puente Charles de Gaulle, que une las dos orillas de la urbe.


Cómo llegar en transporte público desde Bruselas

La mejor forma de llegar a Dinant desde Bruselas es mediante el tren. Existen numerosas frecuencias diarias que conectan ambas localidades en 1 hora y 45 minutos aproximadamente, en un trayecto que tiene un total de 11 paradas intermedias, aunque no es necesario realizar ningún trasbordo.


En cuanto al precio de los billetes, si eres menor de 26 años podrás beneficiarte de una tarifa única para todos los trayectos dentro de Bélgica de 6,60 euros por trayecto, independientemente de cuál sea tu destino, por lo que la ida y la vuelta te saldrá por 13,20 euros. Si eres mayor de 26 años, el precio es de 13 euros ida, 26 euros ida y vuelta.


Puedes consultar los horarios y precios actualizados así como reservar anticipadamente tu billete en la página web oficial de los ferrocarriles belgas pulsando AQUÍ.


¿Tienes alguna duda sobre Dinant? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.