Qué ver en Ávila: 7 lugares que no te puedes perder

  • Descubre los mejores lugares que ver en la ciudad de Ávila así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Madrid y el mejor restaurante para degustar su gastronomía.

Tras la fundación romana, la ciudad pasaría siglos más tarde y como casi todo el resto de la Península Ibérica a ser controlada por los visigodos. Más tarde, Ávila cayó, nuevamente al igual que la mayor parte del territorio peninsular, bajo dominio musulmán a comienzos del siglo VIII, y no sería reconquistada de forma definitiva por las tropas cristianas hasta el siglo XI. Experimentó un notable auge durante el siglo XVI, para verse posteriormente sumida en una prolongada crisis y declive y una despoblación sin precedentes, impulsada en primer lugar por la epidemia de peste de 1599 que se llevó la vida del 12% de la población y posteriormente la expulsión de los moriscos en 1609 ordenada por el monarca Felipe III, que se llevó otro 13% de los residentes.


El crecimiento no volvería hasta el siglo XIX, en el cual la construcción del ferrocarril consiguió dar un empuje al desarrollo económico. Durante la Guerra Civil, como la práctica totalidad de Castilla y León, la ciudad pasó rápidamente a manos de los sublevados y se llegó a instalar en ella un campo de concentración, así como una base aérea que serviría de base de operaciones para la Legión Condor.


1. Real Monasterio de Santo Tomás

El tesorero de los Reyes Católicos, Hernán Núñez de Arnalte, decidió en 1480 que debía levantarse un convento de dominicos en Ávila en honor a Santo Tomás de Aquino. De dicha voluntad nació el que actualmente es el Real Monasterio de Santo Tomás, un edificio de estilo gótico y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985 como toda la ciudad vieja de Ávila e iglesias de extramuros.

La visita al Monasterio de Santo Tomás incluye tres Claustros, Iglesia, Coro, Salones Reales, hoy Museo de Arte Oriental, Museo de Ciencias Naturales y Taxidermia, Aula Magna antigua restaurada, etc. En el transcurso de la visita se descubren los rincones, tesoros y curiosidades que encierra este monasterio, gracias a las amenas explicaciones del audioguía que se entrega al comenzar la visita. El precio de la entrada es de 4 euros y debe pagarse en efectivo (no se acepta el pago con tarjeta). El horario de visita es de 10.30 a 14.00h y de 15.30 a 19.30h todos los días y de 10.30 a 21.00h del 1 de julio al 31 de agosto [Información a Septiembre de 2020]. Para información actualizada sobre precios y horarios consulta la web oficial del Real Monasterio de Santo Tomás pulsando AQUÍ.


2. Catedral

Es considerada la primera catedral gótica de España, aunque fue iniciada en estilo románico tardío, se cree que en el siglo XII. Además de como lugar de culto, también fue proyectada como fortaleza, siendo su ábside uno de los cubos de la muralla de la ciudad.

El acceso a su interior tiene un precio de 6 euros (Septiembre 2020) [Consulta horarios y precios actualizados en la web oficial de la Catedral pulsando AQUÍ] y desde luego que merece la pena el precio. La influencia francesa en la planta es notable, de hecho tanto el interior como la fachada recuerdan por su similitud a la basílica francesa de Saint-Denis, la primera iglesia gótica.


3. Basílica de San Vicente

El característico color de esta basílica es consecuencia del uso de granito caleño en su construcción, que se remonta al siglo XII. Se encuentra extramuros y su ubicación no fue escogida al azar. Según cuenta la tradición, fue en esas coordenadas dónde martirizaron y enterraron a Vicente, Sabina y Cristeta, tres cristianos que fueron ajusticiados durante la Persecución de Diocleciano, la más sangrienta persecución a cristianos en el Imperio romano.

Bajo mi punto de vista las mejores vistas de esta Basílica se obtienen desde lo alto de la muralla de Ávila, el mejor lugar para contemplar la peculiar fachada de este edificio. Adicionalmente, el interior del templo puede visitarse previo pago de una entrada de 3 euros, que puede abonarse con tarjeta de crédito/débito o en efectivo.


4. Plaza del Mercado Chico

Es la plaza mayor de la ciudad y, como no podía ser de otra forma, está situada intramuros, en pleno centro. El principal edificio que la preside es la casa consistorial, construida los últimos años del reinado de Isabel II entre 1861 y 1868.


5. Iglesia Santa Teresa de Jesus

Este edificio de estilo barroco del siglo XVII fue declarado Monumento Nacional el año 1886 y se encuentra bajo la advocación de la orden de los carmetilas descalzos. Delante de la fachada principal se encuentra el monumento a Santa Teresa de Jesús.


6. Muralla

Las murallas son el monumento más destacado y simbólico de la ciudad de Ávila e históricamente han jugado un papel esencial tanto en la defensa de la ciudad como en la organización de la misma.

Más allá de la muralla, en el "espacio salvaje", vivían los campesinos, la clase social más pobre y sobre la que paradójicamente recaía el 80% de los costes de las infraestructuras urbanas, incluido el mantenimiento de la colosal muralla. Intramuros vivían, principalmente, las clases nobles y el poder eclesiástico.

La estructura defensiva alcanza una longitud de 2.516 metros, siendo una de las murallas más largas de Europa que actualmente se conservan. Un total de 2.500 almenas, 87 cubos o torreones y 9 puertas conforman este monumento Patrimonio de la Humanidad. Las dos puertas más destacadas son la de Adaja (arriba en la imagen) y la de Alcázar (en las imágenes que se muestran más abajo).

Actualmente el recinto es propiedad del Estado Español y el acceso turístico está gestionado por el Ayuntamiento. El precio para acceder a las murallas es de 5 euros, que pueden abonarse en efectivo o con tarjeta de crédito/débito (consulta información actualizada relativa a precios y horarios de apertura en la web oficial pulsando AQUÍ). Pueden recorrerse un total de 1.400 metros, aproximadamente un 56% de la longitud total y sobra decir que realmente merece la pena, no sólo por la espectacularidad de la muralla en sí, sino también por las vistas únicas que se obtienen de edificios emblemáticos como la Catedral o la Basílica de San Vicente.


7. Mirador de los Cuatro Postes

El humilladero de los Cuatro Postes es, en realidad, un monumento religioso constituido por cuatro columnas dóricas de unos 5 metros, aunque la gran mayoría de turistas acuden al lugar para disfrutar de las vistas panorámicas del centro histórico de Ávila y de las murallas que lo rodean. Las vistas son realmente impresionantes.


Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | NOVIEMBRE

LAS PALMAS

CHIPRE

CAMBODIA