top of page

8 lugares que ver en Bratislava

  • Descubre los mejores lugares que ver en Bratislava así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Viena.

Lugares que ver en Bratislava

En la antigüedad, la región donde hoy se encuentra Bratislava estuvo habitada por tribus celtas, que establecieron un asentamiento conocido como "Oppidum". Los romanos también dejaron su huella, construyendo un campamento militar llamado "Gerulata" durante el siglo I d.C., que formaba parte de la frontera del Imperio Romano conocida como el Limes Romanus. Durante la Edad Media, Bratislava, entonces conocida como Pressburg, fue un importante centro comercial y militar. En el siglo X, la ciudad se incorporó al Reino de Hungría, y su castillo se convirtió en una fortaleza clave. En 1291, el rey Andrés III de Hungría otorgó a Pressburg los privilegios de una ciudad libre real, lo que impulsó su desarrollo económico y urbano. A partir del siglo XVI, debido a la amenaza otomana, la ciudad se convirtió en la capital y sede de coronación del Reino de Hungría, un papel que desempeñó durante más de 200 años. Durante este período, la ciudad fue testigo de la coronación de numerosos monarcas húngaros y la sede del Parlamento Húngaro.


En el siglo XVIII, bajo el reinado de María Teresa de Austria, Bratislava experimentó un renacimiento cultural y económico. La ciudad se expandió y se embelleció con edificios barrocos y palacios nobles. Este auge continuó hasta el siglo XIX, cuando los movimientos nacionalistas comenzaron a tomar fuerza en Europa Central. Durante la Revolución Húngara de 1848, Bratislava fue un centro de actividad política y militar. Con la creación de Checoslovaquia en 1918, tras la Primera Guerra Mundial, Bratislava pasó a ser parte de este nuevo estado. Este cambio trajo consigo una transformación significativa en la estructura social y demográfica de la ciudad, con un aumento en la población eslovaca y checa, y una disminución de la influencia húngara y alemana. Durante la Segunda Guerra Mundial, Bratislava fue la capital de la República Eslovaca, un estado títere del Tercer Reich. Tras la guerra, la ciudad volvió a formar parte de Checoslovaquia y experimentó una considerable industrialización durante el período comunista.

La Revolución de Terciopelo de 1989 marcó el fin del régimen comunista y la transición de Checoslovaquia hacia la democracia. En 1993, tras la disolución pacífica de Checoslovaquia, Bratislava se convirtió en la capital de la recién formada República Eslovaca. Desde entonces, la ciudad ha florecido como el centro político, económico y cultural de Eslovaquia, integrándose plenamente en las estructuras europeas como miembro de la Unión Europea y la zona euro.



Lugares que ver en Bratislava

📢 Reserva anticipadamente un free tour por el centro de la ciudad, ¡y no te quedes sin plaza! Puedes hacerlo pulsando AQUÍ.


1. Torre del Antiguo Ayuntamiento (Stara Radnica)

El núcleo original del Antiguo Ayuntamiento se formó alrededor de la torre, que se erigió en la década de 1370. Esta torre fue construida por el entonces alcalde de la ciudad, Jakob, y se integró a una casa patricia gótica que pertenecía a la familia de ricos comerciantes Jakub. Posteriormente, la torre se incorporó a un complejo más amplio que incluía varias casas adyacentes. En 1421, el rey Segismundo de Luxemburgo autorizó la compra de varias casas contiguas para ampliar las instalaciones del ayuntamiento. Este período también vio la construcción de la capilla gótica y la adición de elementos defensivos como un muro con almenas.


El edificio también sirvió múltiples funciones a lo largo de su historia. Además de ser la sede del gobierno municipal, albergó un tribunal, una prisión y un arsenal. En el siglo XVII, el ayuntamiento se convirtió en un importante centro administrativo y cultural, reflejando la creciente importancia de Bratislava como capital del Reino de Hungría. En 1756, el edificio fue nuevamente renovado, esta vez en estilo barroco, tras sufrir daños por otro terremoto. Durante esta renovación, se añadieron una nueva fachada y varios detalles decorativos, lo que contribuyó a su apariencia actual.


💰 Entrada: 4 euros por el ascenso a la torre para la vista panorámica, 8 euros adicionales por la visita al museo de la ciudad así como el palacio de Apponyi. Abierto de martes a domingo de 10.00 a 18.00h. No es necesario reservar entrada de forma anticipada. El pago puede realizarse con tarjeta de crédito y/o débito.


Lugares que ver en Bratislava - Torre del Antiguo Ayuntamiento


2. Puerta de San Miguel (Michalská brána)

Es otro de los viewpoints populares de la ciudad, aunque para mi gusto las vistas son menos bonitas que en la torre del Ayuntamiento. Justo en su base se encuentra el denominado kilometro cero de Bratislava así como la casa más estrecha del mundo en el espacio que separa la Torre de la casa vecina y que se originó cuando las murallas de la ciudad fueron derribadas. El ticket debe pagarse con dinero en efectivo.


💰 Entrada: 5 euros por el ascenso a la torre para la vista panorámica. Abierto de martes a domingo de 10.00 a 18.00h. No es necesario reservar entrada de forma anticipada. El pago puede realizarse con tarjeta de crédito y/o débito.




3. Memorial de la Segunda Guerra Mundial (Slavin)

Este Memorial está dedicado a los soldados soviéticos que perdieron la vida durante la liberación de la ciudad de la ocupación nazi en el año 1945. Este imponente sitio, situado en una colina con vistas panorámicas de Bratislava, no solo honra a los caídos, sino que también es un recordatorio duradero de la historia de la Segunda Guerra Mundial en la región. La construcción del memorial comenzó en 1957 y fue completada en 1960, año en el que se inauguró oficialmente, coincidiendo con el 15º aniversario de la liberación de Bratislava por las fuerzas del Ejército Rojo. El diseño del memorial fue obra del arquitecto Ján Svetlík, quien creó una estructura monumental que incluye una gran columna, de 40 metros de altura, coronada por una estatua de un soldado soviético.


El memorial está rodeado de seis grandes tumbas colectivas y 278 tumbas individuales, donde están enterrados más de 6,800 soldados soviéticos. Cada tumba está marcada con una placa de mármol que lleva el nombre, rango y unidad del soldado. Además de su función conmemorativa, Slavín ha sido un lugar de ceremonias oficiales y eventos conmemorativos, especialmente durante el 9 de mayo, conocido como el Día de la Victoria, que celebra el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Las visitas de dignatarios y las ofrendas florales son comunes, subrayando la importancia continua del sitio en la memoria colectiva y en las relaciones internacionales.


📢 Reserva anticipadamente un free tour de la Segunda Guerra Mundial y el comunismo en Bratislava, ¡y no te quedes sin plaza! Puedes hacerlo pulsando AQUÍ.


Lugares que ver en Bratislava - Memorial de la Segunda Guerra Mundial


4. Castillo (Bratislavský Hrad)

En la Alta Edad Media, la colina fue fortificada por los eslavos, quienes construyeron una fortaleza en el sitio. En el siglo IX, bajo el Reino de la Gran Moravia, la fortaleza se convirtió en un importante centro político y militar. Después de la caída de la Gran Moravia, el área pasó a formar parte del Reino de Hungría. El castillo medieval de piedra, que forma la base del actual Castillo de Bratislava, fue construido en el siglo X bajo el reinado del rey húngaro Esteban I. A lo largo de los siglos, el castillo fue ampliado y remodelado en varias ocasiones. En el siglo XV, el rey Segismundo de Luxemburgo transformó el castillo en una fortaleza gótica para protegerse contra las invasiones husitas.


En el siglo XVI, durante las Guerras Otomanas, el castillo fue renovado y adaptado en estilo renacentista bajo el reinado del rey Fernando I. Durante este período, el castillo no solo sirvió como fortaleza, sino también como residencia real y centro administrativo. En el siglo XVII, bajo el dominio de la emperatriz María Teresa de Austria, el castillo experimentó una renovación barroca significativa. Durante su reinado, se añadieron nuevas estructuras, y el castillo se convirtió en una residencia opulenta, reflejando el poder y la riqueza de la monarquía Habsburgo. Sin embargo, en 1783, bajo el emperador José II, el castillo fue abandonado como residencia real y convertido en cuartel militar.


El 28 de mayo de 1811, un incendio devastador destruyó gran parte del castillo. Durante más de un siglo, la estructura quedó en ruinas, un símbolo melancólico de la historia pasada de la región. No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que se emprendieron serios esfuerzos de restauración.

La restauración del castillo comenzó en la década de 1950 y continuó durante varias décadas, con el objetivo de devolverle su antigua gloria. Hoy en día, el Castillo de Bratislava ha sido completamente restaurado y alberga el Museo Nacional Eslovaco, que presenta exposiciones sobre la historia y la cultura eslovaca.


💰 Entrada: El acceso a los alrededores del castillo es gratuito y está abierto de 8.00 a 22.00h todos los días de la semana. En su interior, se albergan diferentes museos, siendo el más destacado de ellos el Museo de Historia de Eslovaquia, cuyo acceso cuesta 14 euros (consulta el resto de museos en la web oficial pulsando AQUÍ). Abierto de lunes a domingo (excepto martes) de 10.00 a 18.00h. No es necesario reservar entrada de forma anticipada. El pago puede realizarse con tarjeta de crédito y/o débito. Reserva un free tour por el castillo y la catedral de Bratislava pulsando AQUÍ.


Lugares que ver en Bratislava - Castillo


5. Palacio de Grassalkovich (Prezidentský palác)

El palacio fue construido en 1760 por encargo del conde Antal Grassalkovich, un influyente noble húngaro y consejero real. Grassalkovich era conocido por su riqueza y su papel prominente en la corte de los Habsburgo. La construcción del palacio fue supervisada por el arquitecto Andreas Mayerhoffer, quien diseñó la residencia en un estilo rococó tardío con influencias barrocas. Desde su construcción, el Palacio de Grassalkovich se convirtió en un centro de la vida social y cultural en Bratislava. El conde Grassalkovich organizaba numerosas fiestas, conciertos y eventos sociales, atrayendo a la élite de la sociedad húngara y europea. Uno de los visitantes más ilustres del palacio fue la emperatriz María Teresa de Austria, quien asistió a varios eventos en la residencia.


El palacio también tiene una fuerte conexión con la música clásica. El famoso compositor Joseph Haydn dirigió conciertos en el palacio, y es probable que Ludwig van Beethoven también haya actuado allí. Estos eventos musicales subrayan la importancia del palacio como un epicentro cultural durante el siglo XVIII. Después de la muerte de Grassalkovich, el palacio pasó por varios propietarios, y su uso cambió a lo largo del tiempo. Durante el siglo XIX, fue utilizado por la familia real Habsburgo y otras figuras nobles. En el siglo XX, con los cambios políticos que siguieron a la Primera Guerra Mundial y la creación de Checoslovaquia, el palacio fue nacionalizado. Durante la era comunista, el palacio sufrió cierto abandono y fue utilizado para fines más prácticos, como ser la sede de la Casa de los Pioneros y Jóvenes, una organización de la juventud comunista. Esta época de su historia vio una disminución de su opulencia original, pero también su preservación estructural.


Tras la caída del comunismo en 1989 y la formación de la República Eslovaca en 1993, el Palacio de Grassalkovich fue renovado y restaurado a su antigua gloria. Desde 1996, ha servido como la residencia oficial del Presidente de Eslovaquia, y es un lugar donde se llevan a cabo eventos oficiales, recepciones y ceremonias de estado.


Lugares que ver en Bratislava - Palacio de Grassalkovich


6. Casa de la Cultura Slovak Radio (Slovenský rozhlas)

El brutalismo es un estilo arquitectónico que surgió en la década de 1950 y se caracteriza por el uso predominante del hormigón expuesto, formas geométricas audaces y un enfoque en la funcionalidad y la honestidad estructural. Este movimiento, derivado del modernismo, pone énfasis en la apariencia cruda y sin adornos de los materiales de construcción, a menudo destacando la textura y la forma masiva de los edificios. Los diseños brutalistas suelen evocar una sensación de solidez y monumentalidad, reflejando una estética que es a la vez austera y poderosa. La Casa de la Cultura Slovak Radio, también conocido como la "Pirámide Invertida", es uno de los ejemplos más icónicos del brutalismo en Bratislava. Fue diseñado por los arquitectos Štefan Svetko, Štefan Ďurkovič y Barnabáš Kissling, y su construcción se completó en 1983. La estructura destaca por su forma piramidal invertida y su fachada de hormigón expuesto, convirtiéndose en un símbolo de la arquitectura brutalista en la ciudad.




7. Man at work

Es la estatua más singular de la ciudad y es que se trata de un hombre, popularmente apodado Cumil, saliendo de una alcantarilla. No tiene un significado en concreto, algunas teorías apuntan a que representa un trabajador disfrutando de la ciudad tras una intensa jornada, otras que se trata de un vago trabajador soviético que en lugar de trabajar se despista mirando la calle y, por último, otros apuntan que podría ser un ‘viejo verde’ mirando por debajo de los vestidos. En más de una ocasión ha perdido la cabeza por culpa de conductores despistados, motivo por el cual se ha instalado un cartel que dice, literalmente, ‘Man at work’.


Man at work


8. Puente SNP y Observatorio UFO (Slovenského národného povstania)

El Puente SNP (Slovenského národného povstania), también conocido como el Puente de la Insurrección Nacional Eslovaca, es un icónico puente atirantado que cruza el río Danubio. Su construcción se llevó a cabo entre 1967 y 1972, y fue inaugurado el 26 de agosto de 1972. El puente fue construido para conmemorar el levantamiento nacional eslovaco contra las fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, de ahí su nombre. Es uno de los pocos puentes colgantes asimétricos en el mundo, sostenido por cables atirantados desde una sola torre inclinada. Este diseño innovador fue una hazaña de la ingeniería y la arquitectura de la época, simbolizando el progreso y la modernidad.


Uno de los elementos más distintivos del Puente SNP es la plataforma de observación y el restaurante en forma de platillo volador situado en la cima de la torre, conocido como el Observatorio UFO. Este espacio ofrece vistas panorámicas impresionantes de Bratislava y sus alrededores, y se ha convertido en una atracción turística popular. El Puente SNP y el Observatorio UFO no solo son importantes desde una perspectiva arquitectónica y de ingeniería, sino también como símbolos culturales e históricos. Representan un período de cambio y modernización en Bratislava durante la era comunista, y su diseño audaz y futurista refleja el optimismo y la ambición de esa época. Además, el puente facilita una conexión vital entre las partes norte y sur de la ciudad, mejorando significativamente el flujo de tráfico y la accesibilidad urbana.


Lugares que ver en Bratislava - Puente SNP y Observatorio UFO


Cómo llegar desde Viena a Bratislava en transporte público

Bratislava y Viena son dos capitales que se encuentran relativamente cerca y que están muy convenientemente conectadas en transporte público. Las dos opciones más populares son:


Tren

  • Estación de Partida: Wien Hauptbahnhof (Estación Central de Viena).

  • Estación de Llegada: Bratislava hlavná stanica (Estación Central de Bratislava).

  • Duración del Trayecto: Aproximadamente 1 hora.

Los trenes directos operados por ÖBB (Austrian Federal Railways) salen regularmente, con varios servicios cada día. Puedes consultar los horarios exactos y comprar los billetes en el sitio web de ÖBB o en la estación.


Autobús

  • Estación de Partida: Busterminal Südtirolerplatz.

  • Estación de Llegada: Bratislava Most SNP o Bratislava Novy Most.

  • Duración del Trayecto: Aproximadamente 1 hora y 15 minutos.

FlixBus, RegioJet y Slovak Lines Express son las principales compañías de autobuses que operan en esta ruta, con salidas frecuentes a lo largo del día, si bien Slovak Lines es la más conveniente ya que tiene una parada en pleno centro de la ciudad (Bratislava Most SNP). Flixbus, por su parte, te deja en las afueras (Bratislava Einsteinova).


📢 Completa tu visita a Bratislava con una excursión guiada en tren a la ciudad de Trnava, conocida como la "Pequeña Roma" por su gran número de iglesias y su rica historia religiosa. No te quedes sin entrada y reserva ya pulsando AQUÍ.


¿Tienes alguna duda sobre Bratislava? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.


❤ Si te ha resultado útil, realiza tu donativo para ayudar con el mantenimiento del blog.

Comentarios


bottom of page