Qué ver en Gibraltar: 6 lugares que no te puedes perder

  • Descubre los lugares que no te puedes perder si visitas Gibraltar así como la documentación necesaria para cruzar la frontera desde y hacia España.

La historia inglesa de Gibraltar, la única colonia que pervive en Europa, arrancó oficialmente el 13 de julio de 1713, con la firma del Tratado de Utrecht, que puso fin a las hostilidades entre España y Gran Bretaña tras la guerra de sucesión. Desde 1462 el territorio había pertenecido a la Corona de Castilla.


La Paz de Utrecht sancionó lo que ya era una realidad desde agosto de 1704, cuando las tropas del almirante George Rooke ocuparon la Roca e izaron la bandera británica. Desde entonces, España ha pugnado por recuperar el Peñón, militarmente durante los primeros años y, después, a través de la diplomacia.


Pese a reivindicarlo, la historia demuestra que Gran Bretaña no ha tenido inconveniente en saltarse el Tratado de Utrecht cuando le ha convenido. En 1909, levantó la verja de Gibraltar, a la que había concedido en 1830 la denominación de "colonia del Reino". Londres también aprovechó la guerra civil española para, en 1938, apoderarse del istmo que separa el Peñón de la Península y construir un aeropuerto, ocupando terrenos no contemplados en la Paz de Utrecht y declarados zona neutral en 1730.


Tras el fracaso de la Conferencia de Hendaya, Franco no autorizó en 1941 al Ejército de Adolf Hitler a cruzar España para invadir Gibraltar. El Tercer Reich había diseñado una operación, bautizada con el nombre en clave de Unternehmen Felix (empresa Félix), para ocupar la colonia y controlar desde ella el tráfico de barcos de guerra por el Estrecho. Esto no evitó que bombarderos italianos y alemanes se cebaran con el territorio de ultramar de Gran Bretaña, aunque sin éxito.


En 1956, el régimen de Franco planteó el problema de Gibraltar por primera vez ante la Asamblea de Naciones Unidas. Desde entonces, la ONU ha aprobado seis resoluciones en las que criticaba la situación colonial y emplazaba a Gran Bretaña y España a una solución definitiva. Tras la elección de la reina Isabel de celebrar el fin de viaje de sus bodas en Gibraltar y la formación de un autogobierno en 1969, las relaciones con la España franquista se tensaron hasta el punto que desde el 8 de junio de 1969 hasta 1982-con la llegada al poder de Felipe González- la verja permaneció completamente cerrada.


En 1987, Gran Bretaña celebró un referendo entre los gibraltareños --que no aceptaron ni la ONU ni España-- cuyo resultado fue favorable a continuar bajo dominio británico. En noviembre del 2002, el 98,97% de los gibraltareños rechazó que el Reino Unido y España compartieran la soberanía sobre el Peñón.


Documentación y control fronterizo

Si eres ciudadano español, no es necesario que estés en posesión de un pasaporte en vigor para cruzar la frontera que separa el peñón de Gibraltar de la ciudad andaluza de la Linea de la Concepción. Sólo es necesario portar un DNI. El control fronterizo está abierto las 24 horas del día y al menos a fecha de octubre de 2020 el cruce es muy ágil, tan sólo es necesario mostrar el DNI a la policía fronteriza a cierta distancia y nada más, no hace falta ni siquiera detener el paso (salvo que las autoridades lo requieran).


Moneda

Dado que Gibraltar forma parte de Gran Bretaña, la moneda oficial en todo el territorio es la libra esterlina (GBP) aunque está ampliamente aceptado el pago con euros. Asimismo, es posible pagar con tarjeta de débito o crédito en prácticamente todos los establecimientos, por lo que no es necesario cambiar grandes cantidades de efectivo.


1. Túneles de la II Guerra Mundial

La red de túneles que sirvieron de cobijo a los soldados británicos que defendieron el peñón de la Alemania nazi son visitables pese a la gran cantidad de bombas que cayeron sobre el terreno cuando bombarderos italianos y alemanes acecharon de forma indiscriminada el lugar entre los años 1940 y 1943. La visita se hace obligatoriamente acompañado de un guía, que va complementando las explicaciones que ofrece la audioguía. Esta atracción está incluida dentro del ticket para la Reserva del Peñón, cuyo coste es de 15 euros (o 13 libras esterlinas).


2. Residencia del Gobernador

Desde 1728 este edificio sirve como hogar del Gobernador de Gibraltar, el representante de la Corona Británica en este territorio de ultramar. La construcción tiene estilo georgiano.


3. Casemates Square

Toda ciudad tiene su gran plaza y en Gibraltar dicho lugar lo ocupa Casemates Square, el centro de la vida social de la ciudad con sus multitud de bares y restaurantes y tiendas de todo tipo.


4. Moorish Castle

Como prácticamente toda la Península Ibérica, Gibraltar también fue ocupada por los musulmanes, en este caso durante más de 700 años entre los siglos VIII y XV. De hecho, la invasión de la península se inició en este territorio.

El castillo es visitable con la entrada a la Reserva Natural de Gibraltar y las vistas que se obtienen desde el mismo valen la pena. Desde aquí puede contemplarse la dimensión reducida del territorio gibraltareño así como el característico aeropuerto que lo atraviesa, único en el mundo.


5. Skywalk

Esta pasarela de cristal está situada en lo alto de la reserva y ofrece unas vistas espectaculares. El acceso, como en el resto de lugares, viene incluido con la entrada a la Reserva.

El mirador fue inaugurado en agosto de 2018 por el mismísimo Luke Skywalker, personaje de la famosísima trilogía del Señor de los Anillos interpretado por el actor Mark Hamil. La plataforma de cristal se asienta sobre una base antiaérea datada de la Segunda Guerra Mundial y 340 son los metros que la separan del nivel del mar, por lo que no es un lugar apto para personas que sufran vértigo.


6. Reserva Natural del Peñón y los macacos

Aunque se les conoce como "Monos de Gibraltar", realmente se trata de macacos de Berbería, una especie de primate originarios de las montañas de Marruecos.

Es el único primate no humano que puede encontrarse actualmente en libertad en Europa, y es que circulan de forma plenamente libre por todo el peñón. Su presencia en el peñón se cree que es anterior a la llegada de los ingleses en 1704. Pese a ello, la tradición popular dice que mientras los macacos sigan en Gibraltar, este territorio seguirá estando dominado por Gran Bretaña, motivo por el cual se trajeron ejemplares de Marruecos durante la Segunda Guerra Mundial cuando su población diezmó y se acercó a la extinción.

Los macacos están habituados a la presencia humana por lo que es posible moverse relativamente cerca de ellos, pero no hay que olvidar que son animales salvajes por lo que pueden reaccionar agresivamente en presencia de sus crías o si se sienten acorralados o amenazados. Asimismo, está prohibido alimentarlos, con sanciones que pueden llegar a las seis mil libras esterlinas.


Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | NOVIEMBRE

LAS PALMAS

CHIPRE

CAMBODIA