Lanzarote, 10 lugares que no te puedes perder en la isla

Los primeros habitantes de la isla procedían del Norte de África, en la zona que actualmente ocupan los países de Marruecos y Túnez, y se calcula que fue en el año 500 a.C cuando los primeros pobladores arribaron a la isla. La Corona de Castilla financió en el siglo XV la conquista de la isla, que fue relativamente sencilla y rápida.


La población aborigen, diezmada tras la conquista es progresivamente sustituida por colonos y esclavos, que servirían como mano de obra para el desarrollo de las recién fundadas colonias, especialmente la de Teguise, que se convertiría en centro económico, político y administrativo de la isla. Los siglos posteriores estuvieron marcados por continuos ataques por parte de corsarios berberiscos y piratas ingleses, lo que junto a una economía que nunca terminó de despegar, provocó la emigración de gran parte de la población a las Américas. A finales del siglo XVI, Lanzarote tan sólo contaba con unos 600 habitantes.


En el siglo XVIII, un ciclo de erupciones volcánicas sepultó muchos de los pueblos de la isla y acabó con muchos de sus cultivos. La dictadura del siglo XX y la autarquía en la que se sumió España extendió la pobreza por toda la isla y se produjo otra oleada masiva de emigración hacia el exterior, nuevamente a América de forma mayoritaria. Con el fin de la dictadura, el turismo de masas se torna el principal motor económico de la isla, que empieza a importar trabajadores peninsulares y de otras partes del mundo para apuntalar el crecimiento urbanístico. Aproximadamente la mitad de la población que reside en Lanzarote ha nacido fuera de la isla.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)

Lugares a visitar


1. Costa de Papagayo

Al sureste de la isla se encuentra una de las mejores playas de la isla, la de Papagayo. Aguas cristalinas en un entorno casi virgen son su principal reclamo. En lo alto de la roca hay un chiringuito donde puedes tomar algo o refrescarte si el día es caluroso, así como un parking gratuito para los vehículos.

Un poco más al norte, en dirección a Playa Blanca, se encuentran las también interesantes playas de Mujeres y El Pozo. Aunque el color de sus aguas no es tan paradisíaco como Papagayo, su extensión las hace ideales en días de mucha afluencia de bañistas.



2. El Lago o Charco Verde

Es uno de los principales atractivos turísticos de la isla. Este lago de aspecto marciano está ubicado en el Parque natural de los Volcanes y debe su característico color al azufre que contiene el agua así como a un tipo de alga que habita en su interior. El verde contrasta con la arena negra de la playa donde se encuentra ubicado, proveyendo al lugar de una fotogenia evidente.



3. Montaña Bermeja

Costa abajo de la laguna verde se encuentra montaña bermeja. Una formación rocosa de color rojizo, que le da nombre, así como una playa de arena negra cercana que acaba de conformar una composición de postal gracias al contraste de tonalidades. La playa es relativamente grande y de aguas tranquilas.



4. Arrecife

La capital de la isla no es especialmente bonita, pero tiene algunos rincones que merece la pena conocer. El castillo de San Gabriel fue construido hace más de cuatro siglos, en 1587, tras la destrucción de la anterior fortaleza que se asentaba en el mismo lugar por parte de piratas turco-argelinos. Actualmente es sede de un museo etnográfico y arqueológico. La bahía de Arrecife, la imagen de la izquierda, es otra de las zonas más fotografiadas de la capital.



5. Teguise

La antigua capital de la isla, la ciudad de Teguise, es mucho más agraciada que Arrecife. Y bajo mi punto de vista, debería ser una parada obligatoria en todo recorrido que se precie por Lanzarote. La conquista normanda de la isla llevaría a la fundación de la misma en el mismo lugar donde anteriormente se asentaba la aldea de Acatife, uno de los principales núcleos de población de los aborígenes, los maja.


El motivo por el que la ciudad más importante no se asentaba en la costa es puramente estratégico. Los constantes ataques pirata que sufrían las costas canarias eran menos probable que afectaran a la población general si esta se encontraba asentada en el interior. Asimismo, la montaña de Guanapay era un fuerte natural por su altitud y capacidad de divisar el mar desde la misma.

No fue hasta 1847 que la capital se trasladó a Arrecife, momento a partir del cual la ciudad perdió importancia. El turismo es la principal fuente de riqueza en la actualidad de este municipio y no es de extrañar, teniendo en cuenta el buen estado de conservación de los edificios históricos que se levantaron en este municipio durante sus siglos de historia, fiel reflejo de la arquitectura de la isla.



6. Mirador del Río

Al norte de la isla, en lo alto de un impresionante acantilado, se encuentra el mirador más espectacular de Lanzarote, el mirador del Río. No hay mejor lugar para contemplar la paradisíaca isla de la Graciosa que este. Además, puedes hacerlo mientras te relajas tomando un café o un aperitivo en su bar.

MIRADOR DEL RÍO / Precio: 5€ (se permite el pago con tarjeta y/o efectivo) | Horario actualizado: Web oficial | Reserva online: No



7. Jardín de Cactus

La última gran obra de César Manrique fue este jardín de cactus, que cuenta con alrededor de 4.500 ejemplares de 450 especies diferentes de cactus llegados desde todas partes del mundo. El lugar se encuentra presidido por un molino de millo, muy importantes en la historia de la economía insular por su papel en la molienda de gofio, y uno de los últimos que quedan en toda la isla. Esta fue una de las visitas que más me gustó, realmente merece la pena pagar el precio de la entrada.

JARDÍN DE CACTUS / Precio: 6,5€ (se permite el pago con tarjeta y/o efectivo) | Horario actualizado: Web oficial | Reserva online: No



8. Caleta Famara

Otra de las playas más importantes de Lanzarote es Caleta de Famara, muy popular entre practicantes de deportes acuáticos y entre turistas que buscan playas con paisajes únicos.



9. Parque Nacional de Timanfaya

Si quieres sentir que estás en otro planeta, el parque nacional de Timanfaya es tu lugar. Los numerosos conos volcánicos que se extienden sobre un árido paisaje transportan al visitante a lugares recónditos y raramente vistos.


Los conos más populares son los de la Montaña Rajada, la Caldera del Corazoncillo, la Montaña de Timanfaya y las Calderas quemadas, aunque mi consejo para explorar el lugar es perderse en él.



10. Haría

El municipio de Haría es otra de las regiones históricas de la isla, y es que en su territorio se encuentran numerosos asentamientos aborígenes. Lo que más llama la atención de esta zona de la isla es el verdor de su tierra, que contrasta con las tierras áridas del centro y sur de la isla.



Y si lo tuyo no es recorrer por libre las ciudades, aquí te dejo las mejores actividades guiadas en Lanzarote

¿Tienes alguna duda sobre Lanzarote? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.