top of page

Múnich, 10 lugares que no puedes perderte

  • Descubre los mejores lugares que ver en Múnich en un fin de semana, así como la mejor forma de llegar en transporte público desde el aeropuerto al centro.

Lugares que ver en Munich

Múnich fue fundada en 1158 por Enrique el León, duque de Sajonia y Baviera. A lo largo de la Edad Media, la ciudad creció como un importante centro comercial y cultural en la región. Durante los siglos XVI y XVII, la familia Wittelsbach gobernante contribuyó al desarrollo arquitectónico y cultural de la ciudad, construyendo monumentos notables como la Residencia de Múnich y la Iglesia de San Miguel.


En el siglo XIX, Múnich se convirtió en un epicentro cultural y artístico, albergando a figuras notables como el compositor Richard Wagner y el pintor Franz von Lenbach. Este período también marcó la construcción de avenidas y edificios emblemáticos que definieron la apariencia arquitectónica de la ciudad. Después de la Primera Guerra Mundial, Múnich fue testigo de la agitación política, incluido el efímero intento de establecer un estado comunista en Baviera en 1919. La ciudad se recuperó durante los años 20, pero la Gran Depresión tuvo un impacto significativo en la economía local.


Durante la década de 1920, Múnich se convirtió en un bastión para el creciente movimiento nazi. Adolf Hitler y el Partido Nazi celebraron reuniones y eventos políticos en la ciudad, destacando la Bierhalle Putsch de 1923 en la que Hitler intentó un golpe de estado. Tras la victoria del partido nazi, durante la Segunda Guerra Mundial, Múnich sufrió bombardeos intensos que destruyeron partes significativas de la ciudad.


Tras la guerra, Múnich experimentó un renacimiento económico conocido como el "milagro económico alemán". La ciudad se convirtió en un importante centro tecnológico y financiero y ha mantenido su estatus como un centro cultural y artístico. Múnich ha enfrentado su pasado nazi de manera reflexiva, con monumentos y museos que buscan recordar y aprender de los errores del pasado.


Lugares que ver en Múnich

📢 Reserva anticipadamente un free tour por el centro de la ciudad, ¡y no te quedes sin plaza! Puedes hacerlo pulsando AQUÍ.


1. Torre de la Iglesia de San Pedro ('Peterskirche')

La Torre de la Iglesia de San Pedro es una estructura emblemática que forma parte de la Peterskirche, una de las iglesias más antiguas de la ciudad. Presenta un estilo arquitectónico gótico, con características típicas de esta época, como arcos apuntados y detalles ornamentados.


Ofrece a los visitantes la oportunidad de ascender y disfrutar de vistas panorámicas de Múnich. Desde lo alto, se puede contemplar la ciudad en expansión, con sus tejados rojos característicos, plazas históricas y monumentos emblemáticos.


🔎 El detalle: 300 escalones: eso es más o menos lo que tienen que subir los visitantes para llegar al mirador situado a 56 metros de altura. Esta era, antiguamente, la habitación del guardia de la torre, que hasta 1901 también daba la alarma en caso de incendio en algún lugar de Múnich.


💰 Entrada: 5 euros (permitido el pago con tarjeta de crédito y débito). No es necesario reservar anticipadamente [Última actualización: febrero 2024].




2. Iglesia de San Pedro ('Peterskirche')

Construida en el siglo XII, esta iglesia gótica ha resistido el paso del tiempo y ha sido testigo de la evolución de la ciudad a lo largo de los siglos. En el interior, los visitantes son recibidos por un ambiente sagrado, con un altar barroco y elementos decorativos que reflejan la rica historia y la profunda conexión espiritual de la comunidad con la Iglesia de San Pedro.


🔎 El detalle: En el centro del altar mayor hay una figura dorada de San Pedro con una tiara desmontable, creada por Erasmus Grasser. Tradicionalmente, cuando fallece un Papa, la tiara se retira hasta la elección de su sucesor.


💰 Entrada: Gratuita (no está permitida la visita turística durante las misas) [Última actualización: febrero 2024]. 


3. Las puertas de Múnich: Karlstor, Sendlinger e Isar

Las Puertas de Múnich conforman un trío de impresionantes accesos históricos que han desempeñado un papel fundamental en la rica historia de esta ciudad alemana. La Isartor, construida en el siglo XIV, destaca como la más célebre entre ellas, sirviendo como una de las entradas principales a la ciudad medieval. Su diseño arquitectónico de estilo gótico y sus torres gemelas la convierten en un destacado hito visual que ha perdurado a lo largo de los años.


Otra puerta notable es la Karlstor, erigida en el siglo XIV como parte de las antiguas murallas urbanas. Esta entrada ha presenciado diversos eventos históricos, desde procesiones reales hasta momentos cruciales durante la Guerra de los Treinta Años. A pesar de las modificaciones a lo largo de los siglos, aún conserva elementos de su diseño original, consolidándose como un tangible recordatorio del pasado medieval de Múnich.


La Sendlinger Tor, ubicada en la zona sur de Múnich, se presenta como la tercera puerta prominente. Construida en el siglo XIV, ha experimentado transformaciones a lo largo del tiempo, pero su imponente estructura y torres la destacan como un relevante monumento arquitectónico. Esta puerta ha sido testigo de eventos cruciales, como la entrada de tropas durante la Guerra de los Treinta Años, contribuyendo significativamente a su importancia histórica.


🔎 El detalle:  ¿Sabías que la puerta de Isar es hoy en día la única puerta medieval de Múnich que ha conservado su torre principal? Asimismo, debe su nombre al cercano río Isar, donde se esparcieron las cenizas de algunos líderes del nazismo que fueron ejecutados tras la condena de Núremberg.


4. Marienplatz: antiguo y nuevo ayuntamiento

El Nuevo Ayuntamiento de Múnich, también conocido como 'Neues Rathaus' en alemán, es una destacada obra arquitectónica que se erige majestuosamente en la Marienplatz. Este imponente edificio de estilo neogótico fue construido a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Su fachada es impresionante, y se caracteriza por intrincados detalles esculturales, una profusión de pináculos y gárgolas que adornan sus altas torres y un imponente reloj Glockenspiel, que realiza actuaciones diarias y atrae a multitudes con sus figuras en movimiento y sus melodías encantadoras.

El Glockenspiel, construido en el año 1908, realiza dos representaciones principales a lo largo del día, a las 11 de la mañana y a las 12 del mediodía (y a veces también por la tarde). Estas representaciones consisten en dos historias. La primera es la "Danza de los Toneleros", que celebra la finalización exitosa de la peste en el siglo XVI. La segunda historia es el "Matrimonio del Joven Panadero", que celebra la vida cotidiana y la alegría. Asimismo, se compone de dos niveles principales. En la parte inferior, hay figuras mecánicas que representan eventos históricos y tradicionales de la ciudad de Múnich. En la parte superior, hay una plataforma con 43 campanas y 32 figuras en movimiento.


5. Catedral de Múnich ('Frauenkirche')

La Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche) es una joya arquitectónica que ha dominado el horizonte de la ciudad durante siglos. Construida en estilo gótico tardío, la catedral se distingue por sus dos torres gemelas imponentes, que alcanzan una altura de 99 metros. La construcción de la Frauenkirche comenzó en 1468 y se completó en 1488, convirtiéndola en una de las catedrales más antiguas de Alemania.

Lugares que ver en Múnich - Catedral Frauenkirche
Catedral vista desde la torre de la Iglesia de San Pedro

El interior de la catedral impresiona con su amplitud y simplicidad, destacando el famoso "Espacio del Diablo" en el suelo, una marca misteriosa que según la leyenda, indica el lugar donde el diablo hizo un trato con el arquitecto para financiar la construcción a cambio de que no hubiera ventanas visibles desde el interior. La catedral también alberga una serie de capillas y altares decorados con exquisitas esculturas y pinturas, que narran historias bíblicas y representan la rica herencia artística de la región.


💰 Entrada: Gratuita (no está permitida la visita turística durante las misas) [Última actualización: febrero 2024]. 



6. Torre de la catedral

Los visitantes pueden subir a una de las torres de la catedral para disfrutar de una impresionante vista panorámica y 360 grados de Múnich y sus alrededores. El observatorio está acristalado pero las fotografías salen nítidas y el ascenso se realiza en su práctica totalidad en ascensor, por lo que es una buena opción para personas que, por ejemplo, no tengan capacidad física para ascender la torre de la Iglesia de San Pedro.


💰 Entrada: 7,50 euros (permitido el pago con tarjeta de crédito y débito). No es necesario reservar anticipadamente [Última actualización: febrero 2024]. 

Lugares que ver en Múnich - Torre de la catedral
Iglesia de San Cayetano ('Theatinerkirche') vista desde la torre de la catedral
Lugares que ver en Múnich - Torre de la catedral
Marienplatz vista desde la torre de la catedral


7. Iglesia de San Miguel ('Michaelskirche')

Su construcción comenzó en el siglo XVI en estilo renacentista, pero a lo largo de los años ha experimentado modificaciones que incorporaron elementos barrocos y rococó. El interior de la Iglesia de San Miguel cautiva a los visitantes con su esplendor barroco. El altar mayor, decorado con esculturas detalladas y relieves intrincados, es una destacada muestra de la maestría artística de la época. Los frescos en el techo y las capillas laterales, que narran historias bíblicas y escenas religiosas, añaden un toque de espiritualidad y belleza visual al espacio sagrado.


Una de las características más notables de la iglesia es la Cripta de San Miguel, donde descansan los miembros de la nobleza bávara, incluyendo a Luis II, el rey conocido como "el rey loco". La cripta ofrece una experiencia única que conecta a los visitantes con la historia regia de la región.


💰 Entrada: Gratuita (no está permitida la visita turística durante las misas) [Última actualización: febrero 2024]. 



8. Iglesia de San Cayetano ('Theatinerkirche')

La iglesia de San Cayetano fusiona elementos característicos del barroco italiano con influencias renacentistas en su diseño. Erigida en el siglo XVII, esta iglesia destaca en el panorama urbano de la ciudad bávara gracias a su colorida fachada. La construcción de la Theatinerkirche fue encomendada por el elector Fernando María y su esposa Enriqueta Adelaida de Saboya como una manifestación de gratitud por el nacimiento de su heredero, el futuro Maximiliano II Manuel.


En su interior, la iglesia sigue la tradición del barroco italiano, presentando una nave central amplia y elevada que se inunda de luz a través de elegantes ventanales. La decoración interior, que abarca frescos, estatuas y detalles en estuco, genera una atmósfera majestuosa y solemne. La Theatinerkirche alberga los restos de la familia Wittelsbach -la última casa gobernante en el antiguo Reino de Baviera-, en la cripta situada bajo el altar mayor. Esta característica aporta un componente histórico significativo a la iglesia, consolidando su conexión con la monarquía bávara.


💰 Entrada: Gratuita (no está permitida la visita turística durante las misas) [Última actualización: febrero 2024]. 

Lugares que ver en Múnich - Iglesia de San Cayetano Theatinerkirche
Fachada de la Iglesia de San Cayetano vista desde Odeonsplatz


9. Feldherrnhalle

La Feldherrnhalle es una imponente estructura que rinde homenaje a los héroes militares bávaros como Tilly y Wrede. Construida en la segunda mitad del siglo XIX bajo el reinado de Luis I de Baviera, la estructura se destaca por su diseño neoclásico, influenciado por la Logia de los Lanzadores de Granadas en Florencia. La Feldherrnhalle se erige como un monumento conmemorativo de dos arcos, sostenidos por columnas corintias, que se asemejan a una entrada triunfal.


La estructura se convirtió en un lugar significativo para la historia de Alemania, ya que fue testigo de eventos clave, como el intento de golpe de Estado de Adolf Hitler en 1923, conocido como el Putsch de Múnich.



10. Führerbau y Königsplatz

El Führerbau y la Königsplatz son dos sitios históricos de la ciudad que desempeñaron un papel significativo durante la era del nazismo en Alemania. El Führerbau, construido entre 1933 y 1937, fue el lugar donde Adolf Hitler y otros líderes del Partido Nazi celebraban reuniones y eventos oficiales. Diseñado en un estilo arquitectónico neoclásico monumental, el edificio reflejaba la visión del régimen nazi de establecer una arquitectura que proyectara poder y grandeza. Aunque gran parte de la estructura ha sido modificada o demolida, su conexión con eventos clave de la era nazi le confiere un significado histórico particular.


La Königsplatz, una plaza ubicada cerca del Führerbau, también se convirtió en un sitio emblemático del nazismo. Durante la era nazi, fue utilizada para eventos masivos y manifestaciones, incluyendo desfiles y reuniones políticas. Su diseño arquitectónico simétrico y monumental estaba destinado a impresionar y expresar la ideología del régimen nazi. En la actualidad, algunos de los edificios originales que rodean la Königsplatz han sido reutilizados para albergar museos y galerías, y la plaza misma se ha transformado en un lugar de reflexión sobre la historia y los eventos oscuros asociados con ella. Ambos sitios, el Führerbau y la Königsplatz, son testigos de la instrumentalización de la arquitectura y el espacio público por parte del régimen nazi para difundir su propaganda y consolidar su poder.

Lugares que ver en Múnich - Konigsplatz
Puerta de Propileos, construida en honor a la llegada al trono de Otón I de Grecia, hijo del rey Luis I de Baviera


Cómo llegar desde el aeropuerto Internacional de Múnich

Para llegar del Aeropuerto de Múnich (Flughafen München) al centro histórico de la ciudad, puedes utilizar varias opciones de transporte público y privado, que se resumen a continuación:

  • Tren S-Bahn: El S-Bahn (tren suburbano) es una opción rápida y conveniente. Desde el aeropuerto, coge la línea S1 o S8 en dirección al centro de la ciudad (München Hauptbahnhof o Múnich HBF). El trayecto dura aproximadamente 40 minutos y puedes comprar los billetes en las máquinas expendedoras ubicadas en la estación (está permitido el pago con tarjeta de débito y crédito) o en la página web de la compañía pulsando AQUÍ. El precio por trayecto es de 13,60 euros, aunque es algo más económico haciendo la reserva por la página web mencionada. ⭐ Opción escogida

  • Autobús: Hay servicios de autobús que conectan el aeropuerto con el centro de Múnich. El autobús Lufthansa Express y el autobús público 635 son opciones populares. La duración del viaje puede variar según el tráfico, pero generalmente toma alrededor de 45 minutos.

  • Taxi o traslados precontratados: el área de taxis está situada en el área de llegadas del aeropuerto y se encuentra debidamente señalizada, como el resto de opciones. También puedes precontratar tu transporte privado pulsando AQUÍ.


📢 Completa tu visita a Múnich una visita al espectacular e idílico castillo de Neuschwanstein, que se dice que inspiró al mismísimo Walt Disney. Reserva tu plaza con traslados incluidos desde Múnich y entrada al castillo pulsando AQUÍ.


¿Tienes alguna duda sobre Múnich? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.


❤ Si te ha resultado útil, realiza tu donativo para ayudar con el mantenimiento del blog.

Komentarze


bottom of page