Qué ver en Toledo: 10 lugares que no puedes perderte

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Toledo así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Madrid y la mejor tienda para comprar productos típicos de la región.

Los romanos denominaron a esta ciudad Toletum tras conquistarla y reconstruirla posteriormente. Tuvo notable relevancia dentro del Imperio Romano pues se desarrolló en ella una importante industria del hierro, por lo que fue seleccionada para acuñar moneda. Tras las primeras incursiones bárbaras se reedificaron la antiguas murallas con objetivos defensivos; a pesar de ello en el año 411 fue conquistada por los alanos, quienes fueron a su vez derrotados por los godos en el año 418. Bajo el reinado de Leovigildo, se convirtió en capital del reino hispanogodo y en arzobispado.


En el año 711 fue conquistada por Tarik y perdió la capitalidad. El predominio de gran población mozárabe la convirtió enseguida en un foco de continua preocupación para Córdoba. En el siglo IX se convirtió en un importante reino de taifa, que en el año 1085, con la entrada de Alfonso VI en la ciudad, pasó a manos cristianas. Este rey fue condescendiente con las diversas comunidades de la ciudad y concedió fueros propios a cada una de las minorías. Esta diversidad de comunidades hizo posible un excepcional funcionamiento de la Escuela de Traductores de Toledo, durante los siglo XII y XIII. La expulsión de los judíos en 1492 y de los musulmanes en 1609 en toda la Península Ibérica acabaría con este crisol de culturas.


El siglo XVI fue uno de sus momentos históricos de máximo esplendor, coincidiendo con el auge de la industria textil castellana. El traslado de la capitalidad del Estado a Madrid, en el año 1563, y la ruina de la industria textil, marcaron el inicio de la decadencia de la próspera ciudad. Siglos más tarde, al estallar la Guerra Civil española, se mantuvo fiel a la República, a excepción del Alcázar, lugar donde se desarrolló uno de los acontecimientos más dramáticos del conflicto. Durante meses la fortaleza toledana sufrió un continuo bombardeo por parte de las fuerzas republicanas, dejando, una vez más, el alcázar en situación ruinosa. Durante el gobierno del dictador Franco, fue reconstruido en su totalidad, dado el carácter simbólico para el régimen.


1. El Alcázar

En la colina más alta de la ciudad, con 548 m, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para fijar en él su residencia. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas.


Tuvo diversos usos, como la cárcel de la Corona, cuartel militar de ejércitos propios y extraños, o talleres de sederos, antes de albergar la Academia de Infantería y el Museo del Ejército, uso que conserva en la actualidad. Consulta los horarios y precios de la visita en la web oficial del Alcázar pulsando AQUÍ.


2. Puente de Alcántara

El Puente de Alcántara formaba parte del recinto defensivo de la ciudad. De origen romano, se construyó como confluencia de caminos que buscan el paso hacia la ciudad desde el este, atravesando el río Tajo. En el lado oeste, el puente posee una puerta fortificada, almenada en su base y coronamiento, constituida por un arco de medio punto en el que está incluido otro de herradura, y decorada con la estatua de San Ildefonso y el escudo de los Reyes Católicos.


En el lado este, se conserva la Puerta de Alcántara, de origen árabe, que data aproximadamente del siglo X aunque con numerosas modificaciones posteriores una vez la ciudad fue reconquistada por los cristianos.


3. Catedral Primada

La Santa Iglesia Catedral comienza a construirse en el año 1227 sobre los cimientos de la catedral visigoda del siglo VI, que fue utilizada como mezquita. La construcción es de estilo gótico con una clara influencia francesa. Está compuesta por 5 naves y sostenida por 88 columnas y 72 bóvedas.

La entrada general (12.50 euros) incluye la visita al interior de la catedral, todas las capillas, museos y estancias así como el acceso a la torre, desde donde se obtienen vistas panorámicas impresionantes de la ciudad. Puedes consultar información actualizada sobre horarios y precios en la página web de la catedral pulsando AQUÍ.


4. Iglesia de los Jesuitas

La historia de la Iglesia de los Jesuitas se remonta más de tres siglos atrás, y fue abierta al culto en 1718. Sus enormes torres gemelas de más de 50 metros de altura ofrecen una experiencia única: disfrutar de la vista más privilegiada de la ciudad medieval y de la imponente Catedral Primada de Toledo, así como del Alcázar.

Pese a la espectacularidad de las vistas, la entrada tan sólo cuesta 3 euros, un precio irrisorio si lo comparamos con miradores de otras ciudades, por lo que no hay excusas para subir hasta arriba. Consulta los horarios y precios actualizados en la web oficial de la Iglesia de los Jesuitas pulsando AQUÍ.


5. Museo del Greco

Las colecciones del museo forman una muestra significativa de piezas de los siglos XVI y XVII, representativas de la vida y obra de Domenikos Theotokopoulos, El Greco, así como de la cultura y la sociedad toledana del momento.


Consulta información actualizada sobre horarios y precios en la web oficial del museo del Greco pulsando AQUÍ.


6. Sinagoga del Tránsito

La sinagoga se edificó por encargo de Samue-ha-Levi Abulafia entre los años 1355 y 1357. Con la expulsión de los judíos en 1492 ordenada por los Reyes Católicos, se otorgaron todos los edificios de culto judío a la Orden de Calatrava, que convirtió la sinagoga en una iglesia, hospital y asilo hasta el siglo XVI, cuando su uso quedó exclusivamente dedicado al culto cristiano hasta su Desamortización. El 1 de mayo de 1877 fue declarada Monumento Nacional y se inician las restauraciones para rescatar la sinagoga original, siendo esta una de las pocas que se conservan en todo el territorio español.


Consulta información actualizada sobre horarios y precios en la web oficial del museo sefardí pulsando AQUÍ.


7. Puerta Nueva de Bisagra

Esta puerta es de origen musulmán, derivando su nombre actual de la palabra árabe Bab-Shagra, que significa "Puerta de la Sagra". Fue totalmente reconstruida bajo los reinados de Carlos V y Felipe II. Paradójicamente, su carácter es más monumental que defensivo, lo cual queda patente en la inversión de las troneras ubicadas casi a ras del suelo y sillares en relieve coronando las torres.


8. Estación de tren

Una de las mayores sorpresas que me brindó Toledo fue su estación de tren, de estilo neomudéjar, que fue inaugurada en 1919 y restaurada en 2005. Esperar al tren en su vestíbulo es más un privilegio que un suplicio. La torre reloj es también espectacular.


9. Mirador del Valle

Pocos discuten que las mejores vistas panorámicas de la antigua ciudad de Toledo se obtienen desde el mirador del Valle, situado al otro lado del río Tajo en el sur de la ciudad. Para llegar hasta este mirador, existe una senda que se prolonga desde el puente de San Martín hasta el puente de Alcántara.

Uno de los momentos más especiales para acudir es el atardecer, cuando el color rojizo propio de la puesta de sol inundan los edificios emblemáticos de la ciudad.

Asimismo, una vez la noche hace acto de presencia, el Alcázar, entre otros monumentos, se ilumina, dejando otra espectacular instantánea para los amantes de la fotografía.


10. Puente de San Martin

El puente de San Martín, construido en el período gótico, se encuentra al oeste del casco histórico de Toledo. Formaba parte del sistema defensivo de la ciudad junto al puente de Alcántara, situado en su lado oriental. Construido íntegramente con sillares de granito, consta de cinco arcos ligeramente apuntados, destacando por su tamaño el central, con unas dimensiones de cuarenta metros de luz y más de veintiséis metros de altura sobre el nivel del río.


Cómo llegar desde Madrid en transporte público

La conexión entre Madrid y Toledo en transporte público es excelente, y es que un viaje en AVE desde la estación de Atocha hasta Toledo apenas dura 33 minutos y el precio del trayecto de ida y vuelta ronda los 22 euros. Consulta los horarios y precios de los trayectos en la web oficial de Renfe pulsando AQUÍ.


También existe una conexión por autobús, prestado por la empresa de transportes ALSA. Hay numerosas conexiones diarias y el trayecto se prolonga durante 1 hora, aproximadamente el doble que el tren. El precio del billete ida y vuelta ronda los 12 euros. Consulta los horarios y precios de los trayectos en la web oficial de ALSA pulsando AQUÍ. Los autobuses parten desde el intercambiador Plaza Elíptica de Madrid y arriban a la estación bus de Toledo.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | NOVIEMBRE

LAS PALMAS

CHIPRE

CAMBODIA