Fez, capital cultural y espiritual

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Fez así como la mejor forma de llegar desde el aeropuerto de Fez-Saïss al centro.

Fez es la más antigua de las ciudades imperiales marroquíes y su fundación data del siglo VIII. Posee una de las universidades más antiguas del mundo y fue una de las cunas del culto musulmán en la región. Es por ello que a menudo se la considera la capital cultural y espiritual del país. Las murallas y las antiguas puertas de la ciudad, así como los detalles en azul cobalto presente en mucho de los edificios históricos hacen de Fez una visita muy recomendable si visitas el norte de Marruecos.


El Rey Idris I, descendiente del Profeta Mahoma, fundó la ciudad hacia el año 791 y poco después fijó en ella la capital del reino. En el año 818 un gran número de andaluces arribaron tras la revuelta acontecida en el califato de Córdoba. De ahí que uno de los barrios del centro histórico sea conocido como barrio andaluz. Con el paso de los años y tras el traslado de la capital a Marrakech, la ciudad fue perdiendo importancia hasta que fue conquistada por los benimerines, que fueron respaldados por Fernando II, rey de Aragón, y la convirtieron en capital de su sultanado.


La época de mayor desarrollo fue el siglo XIV, cuando se construyeron lujosas casas y palacios y se abrieron multitud de madrazas, así como la universidad de Al Karaouine, el centro de enseñanza más antiguo del mundo occidental, donde muchos estudiantes, tanto musulmanes como cristianos, cursaron su formación. El siglo XV pondría punto y final a los benimerines y daría paso a la dinastía de los Wattasi, que mantuvo en Fez como capital, mientras Marrakech era la capital de la dinastía de los saadíes, que controlaban el sur de Marruecos.


La expulsión de los musulmanes en 1492 tras la conquista de Granada por los Reyes Católicos provocó otro éxodo a Fez y otras ciudades del norte de África, pero un cuarto de siglo más tarde, en 1522, un fuerte terremoto acabó con parte de la ciudad. Pero las malas noticias continuarían cuando en 1544 la dinastía Saadí, asentada en el sur, conquistó el norte, perdiendo Fez su condición de capital y siendo abandonada a su suerte. Este baile de capitalidades no acabaría entonces, pues en 1833 la capital volvió a pasar de Marrakech a Fez por orden de Mulay Abdallah y, en 1912, ya bajo el protectorado francés, se trasladó a Rabat, la actual capital del país.


Los judíos que se habían asentado en Fez durante siglos desaparecieron tras la independencia del país y como consecuencia de los constantes motines llevados a cabo por la población árabe. En 1981 la ciudad fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


Madrazas

Las tres principales escuelas donde se enseñaba el Corán en Fez son las de Bou Inania, Attarine y Cherratine. En los tres casos el precio para acceder es de 10 dirhams, pero el estado de conservación difiere bastante de unas a otras. La que mejor lo está es la primera y, la que peor, Cherratine. Las dos primeras datan del siglo XIV y la última es del XVII. El horario de visita es de 9.00 a 18.00h, aunque la de Bou Inania permanece cerrada los viernes


Palacio Real

Como todos los Palacios Reales repartidos a lo largo de Marruecos la entrada no es posible, teniéndote que conformar con observar su fachada. El de Fez es uno de los más antiguos y grandes. De hecho, debido al tamaño tuvo que ser ubicado fuera de la antigua Medina y para abastecerlo se construyó un barrio a su alrededor.


Mezquita al Karaouine

Fue construida el año 859 y en el recinto se alberga una de las universidades más antiguas del mundo. Debido a la gran cantidad de obras que se conservaban en su biblioteca, numerosos sabios se desplazaron a Fez en el siglo XVII, convirtiendo a la ciudad en un referente en ciencia y conocimiento. La entrada a no musulmanes no está permitida.

Museo de Nejjarine

La ciudad se ha caracterizado siempre por hospedar magníficos artesanos, que entre otros materiales trabajaban la madera. En este museo se exponen objetos tradicionales tallados a mano por estos artesanos. La entrada es de 20 dirhams y el horario de visita de 10.00 a 19.00h todos los días.

Museo Dar Batha

El museo alberga una extensa colección de arte y objetos de artesanía tradicional marroquí. La entrada tiene un coste de 10 dirhams y el horario de visita es de 8.30 a 12.00h por la mañana y 14.30 a 18.00h por la tarde. Cierra los martes.


A fecha de mi visita se encontraba cerrado.


The Blue Gate

Es la puerta de acceso principal de la ciudad a la medina de Fez el-Bali, la zona más antigua y con más encanto de la ciudad. Es una puerta monumental, construida en 1913 con azulejos azul cobalto. Hay varias puertas más de la antigua muralla que rodeaba toda la ciudad. Otra recomendable es la de As Semmarine.

Zocos

Qué sería de las ciudades marroquíes sin sus vivos mercados al aire libre. Fez no iba a ser menos y los puestos callejeros invaden la medina como lo hacen en la turística Marrakech.


Curtidería (Chouara Tannery)

Aunque el olor es ciertamente insoportable, merece la pena observar una de las profesiones más arraigadas en la cultura marroquí y que continúa haciéndose en gran parte con los métodos tradicionales.


Cómo moverse por Marruecos en tren

La estación de trenes de Gare du Fes es bastante nueva y se nota. En todas las estaciones principales hay máquinas expendedoras de billetes. También puedes recurrir al personal de la estación pero suele haber cola. Si quieres viajar un viernes o un domingo, intenta comprar con antelación o presentarte pronto porque las colas que se forman son descomunales. El domingo por la tarde los alrededores de la estación, así como la propia estación, estaban colapsados, de personas que regresan a Casablanca u otras regiones tras visitar a sus familiares en la ciudad.


¿Cómo llegar hasta Fez desde el aeropuerto?

Fez dispone de aeropuerto y de estación de tren. Compañías low cost como Ryanair vuelan a esta ciudad, por lo que llegar a ella puede ser bastante económico. Por tren, es habitual llegar desde Casablanca o Rabat. Para desplazarse desde el aeropuerto al centro de la ciudad hay dos opciones: taxi (la más habitual) y bus. El precio "oficial" de un taxi es de 120 dirhams, aunque yo lo conseguí por 105. Para la vuelta cogí el autobús urbano, con un precio de 4 dirhams. El autobús parte cada hora desde la estación de trenes Gare du Fes pero no conseguí enterarme del último servicio del día. Si llegas por la tarde-noche o de madrugada sólo podrás optar por un taxi. En cuanto al estado de los mismos, los buses parecen haber sobrevivido a una guerra, pero son tan económicos que compensa. Tardan unos 40 minutos en realizar el trayecto.


¿Tienes alguna duda sobre Fez? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | MARZO

LAS PALMAS

TAJ MAHAL

LA HABANA