Gante, la ciudad medieval



Gante es una ciudad a medio camino entre Bruselas y Brujas y, por su elevada población universitaria, tiene fama de poseer uno de los ambientes nocturnos más animados del país (con permiso de la propia Bruselas). Junto a Brujas, forma parte de las joyas turísticas de la próspera región belga de Flandes.

La forma más sencilla y económica de llegar es en tren desde Bruselas. Un trayecto que apenas llega a los 30 minutos y que tiene un coste de 6.20€ por trayecto (para menores de 25 años) y 9.20€ para adultos. Si compras un ida y vuelta en fin de semana el coste es de 5,10€ por trayecto. La estación principal de la ciudad es Gent Sint Pieters.

La estación de tren está a media hora andando del centro histórico de la ciudad, por lo que si no quieres caminar (2.5 km), puedes decantarte por una bici de alquiler o transporte público (hay una parada de autobuses en frente). Yo opté por ir andando, y a medio camino me encontré con el parque de la Ciudadela, relativamente grande y con un túnel que pasa literalmente por debajo de un árbol.

La primera parada fue el Campanario de Gante y, en el lado opuesto de la plaza, la Catedral de Gante. La entrada para subir al Campanario tiene un coste de 2,70€ y es recomendable hacerlo, ya que obtendrás una buena vista panorámica de la ciudad. La torre del Campanario tiene una altura de 91 metros y su función a lo largo de la historia ha sido triple: anunciar la hora, hacer avisos a la población y guardar el dinero de la ciudad haciendo de caja fuerte. La campana principal de la torre fue nombrada 'Roland' y siempre que retumbaba era para avisar a la población de un ataque enemigo o de que se había ganado una batalla. Es por eso que aparece en numerosos documentos históricos e incluso en el himno de la ciudad.

Desde el puente de Saint-Michel se obtienen unas vistas espectaculares del centro. El suelo empedrado y la arquitectura de los edificios que lo rodean permiten obtener fotos como esta:

Mi última parada sería el castillo medieval de Gravensteen, antiguo castillo de los Condes de la ciudad. Es el único castillo medieval en Flandes que conserva su sistema de defensa casi intacto. Se puede visitar su interior a cambio de 8€, pudiendo encontrar un museo donde se explica la vida carcelaria de la época. Además, hay una exposición de armas e instrumentos de tortura. Los horarios de visita son de 10.00 a 18.00h de abril a septiembre y de 9.00 a 17.00h de octubre a marzo. En la plaza que hay en los alrededores se ejecutaban los ciudadanos condenados a muerte por los condes de la ciudad.

Como curiosidad, el castillo fue ocupado por cientos de estudiantes en protesta por la subida de los precios de la cerveza.

En definitiva, Gante fue la mayor sorpresa en mi viaje a Bélgica. Un centro histórico perfectamente conservado que merece realmente la pena visitar, además es fácil y barato llegar. Como no es muy grande, en unas 5-6 horas se puede visitar al completo, por lo que es una escapada perfecta si viajas a Bruselas.

#Gante #Bélgica #Flandes #Turismo #Gravensteen

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | OCTUBRE

LISBOA

RONDA

FLORENCIA