top of page

10 lugares que ver en Mequinez

  • Descubre los mejores lugares que visitar en Mequinez así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Fez, Rabat o Casablanca.

Lugares que ver en Mequinez

Situada en el norte de Marruecos, en las estribaciones de los montes Atlas, Mequinez ha sido testigo de importantes eventos a lo largo de los siglos, lo que ha contribuido a forjar su carácter único y su notable legado histórico. La ciudad fue fundada en el siglo IX por la dinastía Almorávide, aunque alcanzó su apogeo durante el reinado del sultán Moulay Ismail en el siglo XVII. Este monarca, conocido por su ambición y visión arquitectónica, convirtió a Mequinez en la capital del reino y emprendió la construcción de magníficos palacios, murallas y mezquitas que aún hoy en día impresionan a los visitantes.


Uno de los hitos más destacados de la historia de Mequinez fue la construcción de las impresionantes murallas de la ciudad, que se extienden a lo largo de más de 40 kilómetros y cuentan con imponentes puertas y bastiones que sirvieron para proteger la ciudad de los invasores. Estas murallas, junto con las fortificaciones y edificios palaciegos diseñados por Moulay Ismail, llevaron a que Mequinez fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.


Además de su importancia histórica, Mequinez es conocida por su vibrante vida cultural y su rica tradición culinaria. Los visitantes pueden explorar los laberínticos zocos de la medina, donde se venden especias, tejidos y artesanías locales, o disfrutar de la deliciosa cocina marroquí en los numerosos restaurantes y cafeterías que salpican la ciudad.



Lugares que ver en Mequinez

📢 (Desde Fez) Reserva anticipadamente una excursión de un día completo con traslados desde Fez y guía de habla hispana por la ciudad de Mequinez, las ruinas arqueológicas de Volubilis y la ciudad de Mulay Idrís. Puedes hacerlo pulsando AQUÍ.


1. Establos Reales (الإسطبلات الملكية)

Estos establos, conocidos como "Heri es-Souani" en árabe, fueron construidos para albergar a los caballos y animales de carga del sultán, así como para almacenar alimentos y forraje para su nutrición. La magnitud de los establos y su diseño ingenioso son testimonio del poder y la opulencia del sultán, quien quería asegurar que sus animales fueran tratados con el mismo lujo y cuidado que él mismo. Los establos reales se caracterizan por sus enormes dimensiones, con una longitud de más de 400 metros y una anchura de 13 metros. El diseño de los establos incluye una serie de bóvedas y arcos de medio punto que proporcionan una ventilación natural para mantenerlos frescos durante los calurosos meses de verano. Además, los muros gruesos y sólidos aseguraban una temperatura constante durante todo el año, lo que era esencial para la salud y el bienestar de los caballos.


Una de las curiosidades más fascinantes de los Establos Reales de Mequinez es el sistema de almacenamiento de agua subterráneo que se encuentra debajo de los establos. Este sistema estaba diseñado para capturar y almacenar agua de lluvia durante los meses de invierno, que luego se utilizaría para regar los campos circundantes y proporcionar agua fresca para los caballos y otros animales durante el verano.


🔎 El detalle: se estima que los establos tenían capacidad para albergar hasta 12,000 caballos, lo que los convierte en uno de los complejos ecuestres más grandes del mundo en su época. Además de los caballos, los establos también albergaban a elefantes y otros animales exóticos que eran parte de la corte del sultán.


💰 Entrada: 70 MAD (no está permitido el pago con tarjeta de crédito y débito, debe pagarse en efectivo). No es posible reservar anticipadamente tu entrada. 

Lugares que ver en Mequinez - Establos Reales


2. Mausoleo de Moulay Ismail (ضريح المولى إسماعيل)

El Mausoleo de Moulay Ismail es una obra arquitectónica impresionante y sagrada que honra la memoria del poderoso sultán Moulay Ismail, quien gobernó el país durante el siglo XVII. El mausoleo se distingue por su arquitectura de estilo islámico, con detalles ornamentales exquisitos que adornan sus paredes y cúpulas. Los intrincados azulejos, las delicadas tallas en madera y los elaborados patrones geométricos crean una atmósfera de serenidad y solemnidad en el interior del edificio. Una curiosidad notable sobre el Mausoleo de Moulay Ismail es que se cree que las columnas que sostienen las cúpulas fueron saqueadas de las ruinas romanas cercanas de Volubilis, lo que agrega una capa adicional de historia y significado al monumento.


🔎 El detalle: el mausoleo alberga las tumbas del propio sultán Moulay Ismail, así como las de algunos de sus familiares más cercanos. Los visitantes pueden recorrer el interior del mausoleo y contemplar los intrincados sarcófagos que albergan los restos de estos distinguidos personajes de la historia marroquí.


💰 Entrada: Gratuita. No es posible reservar anticipadamente tu entrada. 



3. Puerta de Bab Mansour (باب المنصور لعلج)

Esta puerta monumental es uno de los accesos más emblemáticos a la antigua ciudad imperial y representa una combinación excepcional de belleza arquitectónica y grandiosidad histórica. Construida en el siglo XVII durante el reinado del sultán Moulay Ismail, la Puerta de Bab Mansour es conocida por su imponente fachada y su elaborada ornamentación. El arco central de la puerta, flanqueado por dos torres, se eleva majestuosamente sobre la calle, atrayendo la atención de los visitantes con su belleza y grandeza. Además de su impresionante arquitectura, la Puerta de Bab Mansour también alberga una serie de inscripciones y decoraciones elaboradas que reflejan la rica herencia cultural y religiosa del país. Los visitantes pueden admirar los intrincados detalles de los azulejos, las tallas en madera y las inscripciones en árabe que adornan la estructura, mientras exploran este magnífico monumento histórico.


🔎 El detalle: su nombre se dice que proviene de su constructor, el arquitecto Abu Mansour al-Ameri, un hábil artesano, cuyo talento y visión dejaron una marca indeleble en la historia y la cultura de Marruecos.


💰 Entrada: Gratuita.

Lugares que ver en Mequinez - Puerta Bab Mansour

4. Plaza de El Hedime (ساحة الهديم)

La Plaza El Hedime es el corazón de la ciudad de Mequinez. Situada en el centro de la antigua medina, esta amplia plaza es un lugar vibrante lleno de actividad y energía, que atrae tanto a lugareños como a visitantes con su encanto y diversidad. Está bordeada por una mezcla ecléctica de edificios históricos, tiendas, cafés y restaurantes que reflejan la rica historia y cultura de Mequinez. Aquí, los vendedores ambulantes exhiben sus productos, desde artesanías locales y textiles hasta especias exóticas y delicias culinarias, creando un bullicio animado y colorido que cautiva los sentidos.


🔎 El detalle: plaza de los muertos, este es el significado literal del nombre de este lugar. Se dice que esta denominación se remonta a la época en la que la plaza era utilizada como lugar de ejecución pública y castigos.


💰 Entrada: Gratuita.

Lugares que ver en Mequinez - Plaza el Hedime
Lugares que ver en Mequinez - Plaza el Hedime


5. Museo Dar Jamai (متحف دار الجامعي)

Este museo está alojado en un hermoso palacio histórico que data del siglo XIX, conocido como Dar Jamai, que en sí mismo es una obra maestra arquitectónica con su intrincado diseño y decoración.

El museo alberga una amplia colección de arte y artefactos que abarcan diferentes períodos de la historia de Marruecos, desde la época prehistórica hasta la era islámica y más allá. Los visitantes pueden explorar galerías temáticas que exhiben cerámicas antiguas, tejidos tradicionales, herramientas artesanales, joyas preciosas y arte islámico, entre otros tesoros culturales.


El palacio Dar Jamai fue construido originalmente como residencia de la familia Jamai, una influyente familia de la élite de Mequinez. Con el tiempo, el palacio fue donado al gobierno y convertido en un museo, lo que permite a los visitantes explorar las lujosas salas y los patios exuberantes que una vez fueron el hogar de la élite de la ciudad.


💰 Entrada: 30 MAD (no está permitido el pago con tarjeta de crédito y débito, debe pagarse en efectivo). No es posible reservar anticipadamente tu entrada. 



6. Madraza de Bou Inania (المدرسة البوعنانية فاس)

Esta madraza, o escuela coránica, fue construida en el siglo XIV durante el reinado de la dinastía meriní, y es una obra maestra arquitectónica que combina elementos de la arquitectura islámica y la artesanía magrebí. La Madraza de Bou Inania destaca por su exquisita decoración, con intrincados detalles tallados en madera, azulejos de cerámica esmaltada y elaboradas inscripciones en yeso que adornan sus paredes y techos. La madraza cuenta con un patio central con una fuente, rodeado por una galería con columnas talladas y arcos decorativos, donde los estudiantes solían estudiar y meditar.


También es conocida por su minarete, que se eleva sobre la ciudad y ofrece impresionantes vistas panorámicas de Mequinez.


🔎 El detalle: es una de las pocas madrazas en Marruecos que aún está en uso como lugar de enseñanza religiosa, donde los estudiantes estudian el Corán y las enseñanzas del Islam.


💰 Entrada: 70 MAD (no está permitido el pago con tarjeta de crédito y débito, debe pagarse en efectivo). No es posible reservar anticipadamente tu entrada. 



7. Puerta de Bab el Khemis (باب الخميس مكناس)

Construida en el siglo XIII durante la época de la dinastía almohade, la Puerta de Bab el Khemis es un impresionante ejemplo de la arquitectura militar islámica, con sus altas torres, gruesos muros y elaborados detalles decorativos. La puerta lleva el nombre de "Khemis" en referencia al día jueves en árabe, ya que era tradicionalmente el día de mercado en la medina. Durante siglos, esta puerta fue el principal acceso a la medina y el lugar donde se celebraban mercados y actividades comerciales, lo que la convirtió en un centro vital de la vida económica y social de la ciudad.


💰 Entrada: Gratuita.



8. Prisión de Habs Qara (سجن قارا)

Construida durante el reinado del sultán Moulay Ismail en el siglo XVII, esta prisión fue utilizada para albergar a prisioneros políticos, criminales y esclavos capturados durante el período de dominio del sultán. La Prisión de Habs Qara se distingue por sus gruesos muros de piedra, torres de vigilancia y celdas subterráneas, que se extienden por debajo de la superficie de la tierra. Estas celdas subterráneas, en particular, son conocidas por su ambiente oscuro y claustrofóbico, donde los prisioneros eran mantenidos en condiciones extremadamente difíciles.


🔎 El detalle: el nombre de la prisión significa "la prisión de la semilla negra" en árabe. Se dice que el nombre proviene de la oscura reputación de la prisión y las historias de sucesos sombríos que han ocurrido entre sus muros a lo largo de los siglos.



9. Medina (المدينة)

Fundada en el siglo IX, la medina de Mequinez ha sido testigo de siglos de historia y ha sido un importante centro político, cultural y comercial en el país. El laberinto de callejuelas de la medina está rodeado por altas murallas y puertas históricas, que una vez protegieron la ciudad de invasores y enemigos. Mientras caminas por las estrechas calles empedradas de la medina, te sumerges en un mundo de aromas tentadores, colores vibrantes y sonidos de la vida cotidiana marroquí. Los zocos tradicionales ofrecen una amplia variedad de productos, desde especias exóticas y alfombras tejidas a mano hasta joyas de plata y artesanías de cuero.


Una curiosidad fascinante sobre la medina de Mequinez es su conexión con la historia imperial de Marruecos. Durante el reinado del sultán Moulay Ismail en el siglo XVII, Mequinez fue la capital del reino y una ciudad próspera y cosmopolita. El sultán dejó su huella en la medina con la construcción de magníficos palacios, mezquitas y jardines, muchos de los cuales aún se pueden visitar hoy en día.



10. Ruinas Volubilis (موقع وليلي الأثري)

Este antiguo asentamiento romano es uno de los más importantes y mejor conservados en el norte de África, y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su valor histórico y cultural. Las ruinas de Volubilis datan de los siglos III y IV a.C., aunque la mayoría de las estructuras que se conservan hoy en día fueron construidas durante la ocupación romana, que se extendió desde el siglo I a.C. hasta el siglo III d.C. El sitio fue abandonado después de la caída del Imperio Romano y quedó en ruinas durante siglos hasta que fue redescubierto y excavado en el siglo XX.


Entre lo que ha perdurado se incluyen columnas, arcos, templos, casas y baños públicos. Los visitantes pueden explorar las calles empedradas y las plazas antiguas, imaginando cómo era la vida en esta próspera ciudad hace más de dos mil años. Se han encontrado mosaicos elaborados que representan escenas de la vida cotidiana romana, así como también motivos africanos y símbolos paganos que muestran la diversidad cultural de la región.


💰 Entrada: 70 MAD (no está permitido el pago con tarjeta de crédito y débito, debe pagarse en efectivo). No es posible reservar anticipadamente tu entrada. 



Cómo llegar a Mequinez en transporte público desde Fez, Rabat o Casablanca

Todas las ciudades mencionadas tienen estación de tren y están conectadas por líneas de ferrocarril que son explotadas por la compañía de ferrocarriles de Marruecos, la ONCF. Puedes consultar los horarios actualizados de los trenes desde y hacia las distintas ciudades en su página web oficial. Los tiempos de viaje son los siguientes:

  • De Fez a Meknes: 35 minutos.

  • De Rabat a Meknes: 2h y 15 minutos.

  • De Casablanca a Meknes: 3h y 10 minutos.

Los trenes en Marruecos suelen ofrecer comodidades básicas pero adecuadas para un viaje cómodo. Esto incluye asientos reclinables, aire acondicionado, baños a bordo y espacio para equipaje. Los trenes de alta velocidad también pueden ofrecer servicios adicionales, como conexión Wi-Fi gratuita y servicios de restauración.


¿Tienes alguna duda sobre Mequinez? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.


❤ Si te ha resultado útil, realiza tu donativo para ayudar con el mantenimiento del blog.

Comentarios


bottom of page