top of page

Moscú, tierra de Zares

  • Descubre los mejores lugares que ver en Moscú así como la mejor forma de llegar en transporte público desde el aeropuerto al centro.

Catedral de San Basilio

"Quien estuvo en Moscú, conoce Rusia" dijo el historiador Nikolai Karamzin allá por el siglo XVIII. Y no se equivocaba. Moscú ha sido y es la capital de Rusia, centro político y base de operaciones de la maquinaria todopoderosa del Kremlin.


Como el resto de ciudades rusas, Moscú fue arrasada en el siglo XIII cuando el imperio mongol conquistó la Rus de Kiev. Aunque fueron precisamente los mongoles quienes dotaron posteriormente a la ciudad de un status especial dentro de la Rus, al otorgarle el derecho de recaudar tributos de todo el territorio. Este fue el germen de la capitalidad que ostentaría la ciudad una vez Rusia fue unificada en el siglo XV, condición que no perdería hasta el 1712, cuando Pedro el Grande trasladó el centro político del estado a la recién levantada ciudad de San Petersburgo.


La ciudad volvió a adquirir su estatus de capital tras la Revolución bolchevique de 1917. El nuevo Gobierno comunista se trasladó a Moscú desde San Petersburgo en 1918 y la urbe recibió el título de capital soviética en 1922, después de la fundación de la URSS, comenzando así la etapa de desarrollo arquitectónico soviético de la ciudad y dotándola de gran parte de la apariencia que hoy en día tiene.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)

Lugares a visitar

La Plaza Roja, símbolo de Rusia

Al contrario de lo que muchos creen (yo incluido), el nombre de la plaza no hace referencia ni al comunismo ni al color de los edificios que la rodean. Es una derivación de la palabra rusa Krásnaya que en realidad significa "bonita". Aquí nacen las principales avenidas y autopistas de la ciudad y es una de las zonas más vivas de la capital.

Puerta Plaza Roja

En la plaza se encuentran las principales atracciones turísticas de la ciudad:

1. Museo Estatal de Historia

El catálogo de obras en exposición en este museo varía desde reliquias de las tribus prehistóricas que ocupaban el territorio de la actual Rusia hasta obras de arte de valor incalculable adquiridas por miembros de la dinastía Románov.

Museo estatal de Historia

2. Mausoleo de Lenin

En el interior del mausoleo se encuentra el cuerpo embalsamado del líder bolchevique Lenin, considerado fundador de la Unión Soviética. Durante años llegó a compartir espacio con el cuerpo de Stalin, pero éste fue reubicado a la muralla del Kremlin en el proceso de desestalinización en la década de 1960. En 2017 se ha empezado a tramitar una Ley que permitirá mover el cuerpo de Lenin y enterrarlo en un lugar común. La momia de Lenin ha permanecido desde el 1 de agosto de 1924 en este lugar a excepción de un año durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue evacuado a Tiumén, en Siberia.

Mausoleo de Lenin

El acceso al interior es gratuito aunque se suelen formar importantes colas en época estival, por lo que es recomendable acudir a primera hora de la mañana cuando el recinto abre.

3. Centro comercial de lujo GUM

La existencia de estos grandes almacenes se remonta a antes de la revolución rusa, tras la cual fueron nacionalizados por Stalin y acabaron sirviendo como mausoleo de la esposa fallecida del líder comunista. Con la caída de la Unión Soviética, se privatizaron y volvieron a su esencia, aunque actualmente está copado casi en su totalidad por marcas de lujo occidentales cuyos precios son prohibitivos para un ruso promedio, habiéndose convertido, pues, en una atracción turística más.

Centro comercial GUM

4. Catedral de San Basilio

Es un templo ortodoxo que fue ordenado constuir por el zar Iván el Terrible para festejar la conquista del Kanato de Kazán en el siglo XVI. Cuentan que Iván dejó ciego al arquitecto que diseñó este templo para que no pudiera realizar otra construcción que superara en belleza a esta catedral. Pero muestra de que no es más que una leyenda es que el mismo arquitecto participó en el diseño del Kremlin de Kazán pasados unos años. El precio para acceder a su interior es de 500 rublos.

Catedral de San Basilio

El Kremlin

Tradicionalmente se hace uso de la palabra Kremlin para referirse al gobierno de Rusia, aunque etimológicamente el significado de la palabra es fortaleza o ciudad fortificada. En el interior del Kremlin encontramos edificios religiosos (tres catedrales y cuatro iglesias), administrativos (donde trabaja el presidente de Rusia, actualmente Vladimir Putin) y un museo. Es necesario pagar una entrada para acceder a su interior y, en caso de querer adentrarte en el museo, deberás comprar otro ticket. Puedes ver las entradas y precios en su web oficial. Es muy importante que tengas presente que las instalaciones cierran los jueves. En las murallas se encuentran sepultadas grandes figuras de la URSS y releventes militares comunistas, como el líder Iósif Stalin o John Reed.

Kremlin
Kremlin
Muralla del Kremlin

Cristo Salvador, la otra gran catedral de Moscú

Aunque menos popular que San Basilio, es la principal catedral ortodoxa de la capital rusa. Es la sede del patriarca ortodoxo de Moscú, autodenominado también de toda Rusia. En 1931 el gobierno soviético -por orden de Stalin y en aras de eliminar cualquier rastro religioso en su territorio-, decidió derruir la Catedral con explosivos, para construir en su lugar el Palacio de los Soviets. El templo quedó reducido a cenizas y fue totalmente reconstruido en la década de 1990.

Catedral Cristo el Salvador
Catedral Cristo Salvador Moscú

El metro de Moscú

También conocido como el "palacio subterráneo", fue construido por y para el pueblo. Es de los m