Moscú, tierra de Zares

  • Descubre los mejores lugares que ver en Moscú así como la mejor forma de llegar en transporte público desde el aeropuerto al centro.

Catedral de San Basilio

"Quien estuvo en Moscú, conoce Rusia" dijo el historiador Nikolai Karamzin allá por el siglo XVIII. Y no se equivocaba. Moscú ha sido y es la capital de Rusia, centro político y base de operaciones de la maquinaria todopoderosa del Kremlin.


Como el resto de ciudades rusas, Moscú fue arrasada en el siglo XIII cuando el imperio mongol conquistó la Rus de Kiev. Aunque fueron precisamente los mongoles quienes dotaron posteriormente a la ciudad de un status especial dentro de la Rus, al otorgarle el derecho de recaudar tributos de todo el territorio. Este fue el germen de la capitalidad que ostentaría la ciudad una vez Rusia fue unificada en el siglo XV, condición que no perdería hasta el 1712, cuando Pedro el Grande trasladó el centro político del estado a la recién levantada ciudad de San Petersburgo.


La ciudad volvió a adquirir su estatus de capital tras la Revolución bolchevique de 1917. El nuevo Gobierno comunista se trasladó a Moscú desde San Petersburgo en 1918 y la urbe recibió el título de capital soviética en 1922, después de la fundación de la URSS, comenzando así la etapa de desarrollo arquitectónico soviético de la ciudad y dotándola de gran parte de la apariencia que hoy en día tiene.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)

Lugares a visitar

La Plaza Roja, símbolo de Rusia

Al contrario de lo que muchos creen (yo incluido), el nombre de la plaza no hace referencia ni al comunismo ni al color de los edificios que la rodean. Es una derivación de la palabra rusa Krásnaya que en realidad significa "bonita". Aquí nacen las principales avenidas y autopistas de la ciudad y es una de las zonas más vivas de la capital.

Puerta Plaza Roja

En la plaza se encuentran las principales atracciones turísticas de la ciudad:

1. Museo Estatal de Historia

El catálogo de obras en exposición en este museo varía desde reliquias de las tribus prehistóricas que ocupaban el territorio de la actual Rusia hasta obras de arte de valor incalculable adquiridas por miembros de la dinastía Románov.

Museo estatal de Historia

2. Mausoleo de Lenin

En el interior del mausoleo se encuentra el cuerpo embalsamado del líder bolchevique Lenin, considerado fundador de la Unión Soviética. Durante años llegó a compartir espacio con el cuerpo de Stalin, pero éste fue reubicado a la muralla del Kremlin en el proceso de desestalinización en la década de 1960. En 2017 se ha empezado a tramitar una Ley que permitirá mover el cuerpo de Lenin y enterrarlo en un lugar común. La momia de Lenin ha permanecido desde el 1 de agosto de 1924 en este lugar a excepción de un año durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue evacuado a Tiumén, en Siberia.

Mausoleo de Lenin

El acceso al interior es gratuito aunque se suelen formar importantes colas en época estival, por lo que es recomendable acudir a primera hora de la mañana cuando el recinto abre.

3. Centro comercial de lujo GUM

La existencia de estos grandes almacenes se remonta a antes de la revolución rusa, tras la cual fueron nacionalizados por Stalin y acabaron sirviendo como mausoleo de la esposa fallecida del líder comunista. Con la caída de la Unión Soviética, se privatizaron y volvieron a su esencia, aunque actualmente está copado casi en su totalidad por marcas de lujo occidentales cuyos precios son prohibitivos para un ruso promedio, habiéndose convertido, pues, en una atracción turística más.

Centro comercial GUM

4. Catedral de San Basilio

Es un templo ortodoxo que fue ordenado constuir por el zar Iván el Terrible para festejar la conquista del Kanato de Kazán en el siglo XVI. Cuentan que Iván dejó ciego al arquitecto que diseñó este templo para que no pudiera realizar otra construcción que superara en belleza a esta catedral. Pero muestra de que no es más que una leyenda es que el mismo arquitecto participó en el diseño del Kremlin de Kazán pasados unos años. El precio para acceder a su interior es de 500 rublos.

Catedral de San Basilio

El Kremlin

Tradicionalmente se hace uso de la palabra Kremlin para referirse al gobierno de Rusia, aunque etimológicamente el significado de la palabra es fortaleza o ciudad fortificada. En el interior del Kremlin encontramos edificios religiosos (tres catedrales y cuatro iglesias), administrativos (donde trabaja el presidente de Rusia, actualmente Vladimir Putin) y un museo. Es necesario pagar una entrada para acceder a su interior y, en caso de querer adentrarte en el museo, deberás comprar otro ticket. Puedes ver las entradas y precios en su web oficial. Es muy importante que tengas presente que las instalaciones cierran los jueves. En las murallas se encuentran sepultadas grandes figuras de la URSS y releventes militares comunistas, como el líder Iósif Stalin o John Reed.

Kremlin
Kremlin
Muralla del Kremlin

Cristo Salvador, la otra gran catedral de Moscú

Aunque menos popular que San Basilio, es la principal catedral ortodoxa de la capital rusa. Es la sede del patriarca ortodoxo de Moscú, autodenominado también de toda Rusia. En 1931 el gobierno soviético -por orden de Stalin y en aras de eliminar cualquier rastro religioso en su territorio-, decidió derruir la Catedral con explosivos, para construir en su lugar el Palacio de los Soviets. El templo quedó reducido a cenizas y fue totalmente reconstruido en la década de 1990.

Catedral Cristo el Salvador
Catedral Cristo Salvador Moscú

El metro de Moscú

También conocido como el "palacio subterráneo", fue construido por y para el pueblo. Es de los más profundos del mundo y es el tercero más grande del planeta sólo tras el de Londres y Nueva York. Cuando el convoy va dirección centro, es una voz masculina la que realiza los anuncios. Por el contrario, cuando se aleja hacia las afueras, es una voz femenina. El mismo sistema se utiliza en la línea radial, una voz masculina anuncia trenes que van en sentido horario y una femenina, antihorario. Entre las estaciones más bonitas encontramos Kievskaya, Belorusskaya, Plóschchad Revolutsii y Park Pobedy.

El Arco de Triunfo

Se construyó entre 1829 y 1834 para conmemorar la victoria sobre Napoleón. Como sucedió con la Catedral, fue derruido por Stalin en su obsesión por limpiar toda muestra de cultura histórica de la ciudad. Fue reconstruido en los años 60 en base al diseño original.

Arco de Triunfo de Moscu

Poklonnaya Hill

La colina Poklónnaya fue durante muchos años uno de los puntos más elevados de Moscú, por lo que tuvo mucha importancia estratégica. Fue en este lugar donde Napoleón espero, sin éxito, que los rusos le entregasen las llaves del Kremlin.

Church of St. George the Victorious on Poklonnaya Hill

Universidad Estatal de Moscú

Es una muestra representativa de la arquitectura de la Unión Soviética. Es uno de los llamados rascacielos de Stalin, que son grandes edificaciones, todas con el mismo diseño, que se levantaron como muestra del poderío del régimen. Otro de los denominados rascacielos de Stalin es el edificio que alberga la sede del Ministerio de Exteriores ruso, situado en el centro de Moscú.

Universidad Estatal de Moscú
Universidad Estatal de Moscú

Monasterio de Novodevichy

A diferencia de otros monasterios moscovitas, ha permanecido intacto desde el siglo XVII, lo que le valió, entre otras muchas cualidades, para recibir la distinción de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2004.


Imperia Tower y el distrito financiero

El distrito financiero de Moscú está compuesto por varios rascacielos de formas variadas y muchos de los cuales conforman el ránking de los 10 edificios más altos de Rusia. Uno de ellos en concreto, el Imperia Tower, dispone de un mirador desde donde contemplar una perspectiva única de la capital rusa.


Teatro Bolshoi

El teatro data del año 1825 yes el segundo teatro más grande e Europa, tras el teatro de La Scala de Milán. En todas las ciudades importantes de Rusia había dos teatros, uno para la ópera y ballet, conocidos como "Gran Teatro" (Bolshoi, en ruso) y otro para las comedias y tragedias, que se denominaban "Pequeño Teatro" (Maly, en ruso).


Documentación

Para entrar en el país es necesaria la tramitación de un visado así como contar con un pasaporte en vigor. Las autoridades rusas son muy estrictas con esto. La obtención del visado puede realizarse mediante la embajada rusa en Madrid, el consulado ruso en Barcelona o la central de visados rusos con presencia en Madrid y Barcelona. Para tramitar un visado es necesaria la siguiente documentación:

  • Formulario de solicitud online. Accede a él pulsando AQUÍ. No es necesario mencionar que cualquier dato mal puesto te puede acarrear una denegación de entrada al país.

  • Pasaporte en vigor

  • Seguro de asistencia en viaje. Es muy importante que en el seguro quede acreditada su cobertura en la Federación Rusa o en el Mundo, así como el número de la póliza, compañía emisora, tu nombre y la vigencia (ojo, debe tener una vigencia que cubra la totalidad de la estancia). Las aseguradoras autorizadas son: Compañía Europea de Seguros, MAPFRE, Previasa (DKV), AXA, GVA, AIA International, Europ Assistance, RACE, Coris o cualquier aseguradora rusa.

  • 1 fotografía tamaño carnet

  • Carta de invitación. Normalmente te las emiten los hoteles donde te vas a hospedar. Es un documento en ruso donde debe constar tu nombre, pasaporte, fechas de viaje y fecha de nacimiento.

  • Justificante de pago de las tasas de coste y gestión del visado

Las tasas para la obtención del visado varían en función del método escogido. A través de la central de visados rusos de Madrid o Barcelona el precio es de 58€ para una tramitación ordinaria (10 días hábiles) o 113€ para una urgente (1-3 días laborables). Si el método escogido es la embajada no tendrás que pagar ninguna tasa pero suele estar saturado y las citas son a meses vista. Puedes solicitar cita previa pulsando AQUÍ.

Cómo llegar del aeropuerto de Domodedovo al centro de la ciudad

El aeropuerto de Domodedovo está bastante alejado del centro, a unos 45 km. Para llegar a la capital rusa puedes existen las siguientes alternativas:

  • Taxi: el precio del taxi debería oscilar entre los 1.600 y los 2.500 rublos. Muchas compañías ofrecen precios cerrados por unos 22 euros. Es la opción más rápida (aproximadamente unos 45 minutos) aunque también es la más cara. A favor de esta opción es su disponibilidad 24/7 todos los días del año.

  • Tren + metro: el tren Aeroexpress conecta el aeropuerto con las estaciones de Paveletsky Rail Terminal y Verkhnie Kotly, por lo que salvo que te alojes cerca de estas estaciones, deberás coger adicionalmente la línea verde del metro en la estación de Paveletsky para llegar al centro. El precio del ticket es de 400 rublos, mientras que si combinas tren y metro, el coste total será de 460 rublos. Es una opción casi cinco veces más barata que el taxi pero en su contra juega que sólo opera desde las 6.00 hasta las 23.30h, por lo que si tu vuela llega fuera de esta ventana horaria no podrás decantarte por esta opción. Puedes consultar información actualizada sobre horarios y precios, así como comprar los tickets en la web oficial de Aeroexpress pulsando AQUÍ.

  • Bus + metro: existe un bus intercambiador (shuttle) que conecta la terminal del aeropuerto con la estación de metro más cercana, Domodedovskaya, de la línea verde de metro. Como en el caso anterior, ante la necesidad de coger el metro, esta opción resulta inviable si tu vuelo llega entre la 1.00 y las 5.30 de la madrugada, puesto que durante dicho intervalo el metro permanece cerrado. Los buses funcionan cada 15 minutos. El trayecto combinado dura aproximadamente hora y media y el coste total aproximado es de 1,70 euros por el bus y menos de 1 euro por el billete sencillo de metro, por lo que de lejos es la opción más barata.


Quizás pueda interesarte:

Entradas relacionadas: Kazan y Kiev.


¿Tienes alguna duda sobre Moscú? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te

responderemos en la mayor brevedad posible.