6 lugares que no puedes perderte en Oaxaca de Juárez

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Oaxaca de Juárez así como la mejor forma de llegar desde el aeropuerto internacional al centro histórico.

Lugares que ver en Oaxaca de Juarez

Los fundadores de Oaxaca de Juárez fueron los guerreros aztecas de Ahuitzotl, emperador de México, quien consideró que constituir en este lugar un asentamiento le ayudaría a mantener el control territorial y, de paso, le permitiría marcar de cerca la conducta del Rey de Zaachila.


Como todo el resto de territorio mexicano, no estuvo exento a la conquista por parte de los españoles en el siglo XVI. Fue relativamente fácil pues las guerras internas entre zapotecos y mixtecos por el territorio y el poder facilitó enormemente el trabajo a los conquistadores europeos. Tras establecerse, decidieron nombrar a la ciudad 'Guajaca', pues estaba muy próxima a un denso bosque de guajes.


Aunque su denominación fue cambiada en varias ocasiones en función de la procedencia de quién la gobernaba o tenía influencia en ella. Así, fue nombrada Segura de la Frontera, Villa de la Nueva Antequera (pues el Oidor Real era de Antequera, Málaga) o Antequera a secas, antes de ser bautizada como Oaxaca en 1821 y definitivamente como Oaxaca de Juarez en 1872, tras la muerte de Benito Juárez y en honor al mismo.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


1. Basílica de Nuestra Señora de la Soledad

Este templo religioso fue construido entre 1682 y 1690, durante la dominación española de México. El estilo arquitectónico dominante es el barroco y su diseño, pese a su antigüedad, cuenta con elementos antisísmicos para protegerlo de los terremotos periódicos que azotan el lugar. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1987, conjuntamente con todo el centro histórico de Oaxaca.

La entrada al interior es gratuita y en él podemos encontrar muestras de pintura barroca europea de la época, así como las dos bóvedas que sostienen el edificio.



2. Catedral Metropolitana y Zócalo

Construida en 1535, la catedral no fue consagrada hasta el siglo XVIII, y es que del proyecto inicial a lo que terminó siendo no hay ni punto de comparación. El edificio que empezó a construirse sería techado con paja y sostenido con tres bóvedas, dando lugar a un templo muy austero, que fue mejorado en siglos posteriores a medida que fue ganando relevancia y asumiendo las funciones de catedral.

Como muchos otros edificios en la ciudad, la estructura se hizo pesada y con un diseño específico para soportar los temblores de la tierra. El zócalo (o plaza central) se ubica al sur de la misma, por lo que el área siempre está repleta de locales. La entrada a su interior, además, es gratuita.

Fachada principal de la catedral metropolitana de Oaxaca


3. Andador Turístico

Esta calle comercial es muy popular por el aire colonial que desprenden sus coloridas casas. Repleta de tiendas, arte callejero y museos, no puedes dejar de pasear tanto de día como, especialmente, al atardecer, cuando los oaxaqueños invaden las calles son sus familias para socializar y pasear.

Como todo el centro histórico de la ciudad, está fuertemente vigilado por patrullas policiales, por lo que es muy seguro pasear por estas calles tanto de día como al anochecer. Además, encontrarás aquí alguno de los mejores restaurantes de la ciudad así como todo tipo de tiendas de souvenirs.



4. Jardín etnobotánico

Integrado dentro del Centro Cultural Santo Domingo, este jardín fue concebido por el pintor Francisco Toledo, quien en 1993 decidió reconvertir un espacio hasta entonces ocupado por instalaciones militares en un jardín botánico, tal y como fue durante muchos años tras la construcción del templo Santo Domingo Guzmán, al que sirvió de huerto. Toda la flora es originaria de Oaxaca.


JARDIN ETNOBOTÁNICO / Precio: 50 pesos | Horario actualizado: 10.00 a 13.00h lunes a sábado | Reserva online: No



5. Templo de Santo Domingo Guzmán

Como el resto de edificios religiosos mencionados anteriormente, este templo es de la época hispana, concretamente 1570, y sirvió como hogar para los dominicos. En 1859 el convento se volvió cuartel como consecuencia de las leyes de Reforma, un paquete de normas promulgadas por el entonces presidente de Mexico, Benito Juárez, para separar Iglesia y Estado. Tras varios siglos de deterioro, en el siglo XX empezó su restauración y posterior apertura al público.

Fachada Templo Santo Domingo Guzman

La entrada al interior del templo es gratuita. Dentro puede contemplarse la impresionante restauración llevada a cabo, pues los militares, que ocuparon la estructura durante cientos de años, lo dejaron en un pésimo estado tras arrancar todo resto de oro que había en sus paredes y quemar todos sus retablos.



6. Zona Arqueológica de Monte Albán

A escasos 8 kilómetros del centro histórico de Oaxaca se encuentra este recinto arqueológico que conserva los restos de la antigua capital de los zapotecos, Monte Albán. Por población y tamaño fue una de las ciudades más importantes de Mesoamérica. Hasta 35.000 habitantes poblaron las laderas de la montaña que corona el recinto en su época de mayor apogeo.

ZONA ARQUEOLÓGICA MONTE ALBAN / Precio: 80 pesos (gratis los domingos) | Horario actualizado: 8.00 a 16.00h todos los días | Reserva online: No


🔍 Durante la temporada de lluvias (mayo-noviembre), el monte y la zona arqueológica están a rebosar de vegetación, por lo que la zona arqueológica luce mucho más impresionante que durante la temporada seca (diciembre-abril).



Cómo llegar desde el aeropuerto de Oaxaca de Juárez al centro

Hay varias formas de llegar desde el aeropuerto Internacional de Oaxaca al centro histórico de la ciudad. Nada más salir de la zona de recogida de equipajes, podrás ver un mostrador de la única empresa que opera en las instalaciones aeroportuarias y que ofrece dos opciones de traslado: viaje en una van compartida con otros viajeros (conocida allí como "colectivo") o en un taxi particular. La primera opción tiene un coste de 100 pesos mexicanos (menos de 5 euros al cambio) y la segunda es bastante más cara, 290 pesos mexicanos (unos 12 euros), por lo que esta última opción sólo compensa si se va en grupo de 3 o más personas. Se paga en el propio mostrador del aeropuerto y aceptan tanto pagos con tarjeta como en efectivo. En el primer caso, el colectivo no sale hasta que no se llena o haya pasado un tiempo razonable (normalmente no más de 5-10 minutos).


Dentro de las instalaciones del aeropuerto no hay más alternativas, pues ni los taxis color vino ni los taxis de color amarillo están autorizados para la recogida de viajeros dentro del aeródromo. Si quieres usar esta alternativa deberás caminar unos 500 metros hasta la salida (ver localización exacta en el mapa pulsando AQUÍ) y allí negociar con los taxistas en función de cuál sea tu destino. Si bien esta última opción puede ser viable para un oaxaqueño que se conozca bien el terreno, no creo que sea lo más adecuado para un turista internacional, pues aumenta exponencialmente la exposición a acabar siendo, en el mejor de los casos, estafado con el precio y, en el peor, atracado.


Para el trayecto inverso, del centro de Oaxaca al aeropuerto, todos los tipos de taxi (color vino, amarillos y blancos) te dejarán en la zona de salidas. Hay varios establecimientos por la zona turística que gestionan el traslado por 3-4 euros (en colectivos) pero puedes pedir en tu propio hotel que llamen a un contacto de confianza para que te hagan el traslado. Un taxi amarillo privado tiene un coste de 200 pesos mexicanos (unos 9 euros).

¿Tienes alguna duda sobre Oaxaca de Juárez? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.