París, c'est la vie

  • Descubre los mejores que visitar en la ciudad de París así como la mejor forma de llegar al centro en transporte público desde el aeropuerto Charles de Gaulle.

16 millones de turistas visitaron la capital gala durante el año 2017, convirtiéndola en la tercera ciudad del mundo con más afluencia turística tras Bangkok y Londres (ambas por encima de los 20 millones). "La ciudad del amor", "la ciudad de la luz" y "la ciudad de la moda" son los tres principales sobrenombres con los que se conoce a esta metrópolis de más de 2 millones de habitantes.


Su historia comienza en el siglo III aC cuando los celtas levantaron un poblado a orillas del Sena al que denominaron 'Parisii'. El poblado se tornaría ciudad tras la conquista del imperio romano y capital cuando el rey franco Clodoveo tomó dicha decisión allá por el año 508 tras vencer a los romanos. Durante los siguientes siglos la ciudad no hizo más que crecer en importancia y tamaño gracias a las rutas comerciales y de peregrinaje que transcurrían por el lugar.


El siglo XVIII fue testigo de un acontecimiento histórico. La toma de la fortaleza de la Bastilla se convirtió en el inicio simbólico de la Revolución Francesa, que puso fin al orden feudal instaurado hasta el momento, acabando con la monarquía y las clases sociales e instaurando la república en todo el país. La Francia napoleónica tuvo en París la capital de un imperio que se expandió por prácticamente toda Europa. De dicha época se heredó gran parte de la fisonomía que tiene la ciudad en la actualidad.


Pese a ser ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad salió relativamente indemne, al no sufrir daños demasiado importantes sobre sus edificios y estructuras. Daño que sí causó el aparatoso incendio que en 2019 se declaró en la catedral de Notre-Dame, que arrasó con su tejado y provocó graves desperfectos a muchos de sus bienes y parte de la estructura.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


1. Basílica de Sacre Coeur

En lo alto de la colina de Montmartre se alza la Basílica del Sagrado Corazón, construida íntegramente con aportaciones de ciudadanos en el siglo XIX y erigida en memoria de todos los franceses caídos durante la guerra franco-prusiana en la que Francia cayó derrotada. El acceso al interior es gratuito aunque no merece mucho la pena, tampoco la cripta ni las vistas desde la torre.


2. Arco de Triunfo

El Arco de Triunfo conmemora las victorias de los ejércitos comandados por Napoleón en una de las épocas más gloriosas para la nación francesa. Napoleón ordenó su construcción tras la batalla de Austerlitz en 1806. En la base del mismo se encuentra una llama permanentemente encendida en recuerdo de los franceses muertos en la Primera Guerra Mundial. Desde lo alto se obtienen unas vistas espectaculares de la ciudad y el precio para subir es de 12 euros para adultos y gratis para ciudadanos europeos menores de 26 años.


3. La Torre Eiffel

Es el símbolo por antonomasia de París. Imponente, la torre Eiffel se alza al suroeste de la ciudad pero es visible desde casi cualquier punto de la capital francesa. Fue construida con motivo de la Exposición Universal celebrada en París en 1889 y su edificación estuvo rodeada de críticas. Numerosos artistas la consideraron un monstruo de hierro y, tras las Exposición, se llegó a plantear su destrucción por la poca afluencia de público. Alcanza los 300 metros de altura y, hasta la construcción del edificio Chrysler en Nueva York en 1930, fue el edificio más alto del mundo.


Como curiosidad, la Torre Eiffel pudo haber sido erigida en la ciudad de Barcelona, ya que su ideólogo, Gustave Eiffel, presentó el proyecto para la Exposición Universal de 1888. El proyecto fue rechazado por el Ayuntamiento de Barcelona, que en su lugar se decantó por el Arco de Triunfo.



4. Torre Saint Jacques

Este campanario de estilo gótico data del siglo XVI y constituía el origen de la vía de Tours, una ruta de peregrinaje que conduce a la sagrada ciudad de Santiago de Compostela tras más de 900 km de recorrido. Existe la opción de recorrer su interior y subir 54 metros hasta su cima para disfrutar de impresionantes vistas de la capital de Francia, aunque sólo puede hacerse mediante una visita guiada que hay que reservar anticipadamente por un precio de 12 euros. La visita sólo está disponible de lunes a viernes.



5. Museo del Louvre

El museo abrió sus puertas en 1793 y supuso una clara disrupción respecto al tradicional modelo de museo, reservado a las clases pudientes de la ciudad. Sus primeras obras fueron donaciones de la monarquía francesa así como expropiaciones que el ejército de Napoleón fue llevando a cabo en sus campañas militares por toda Europa.

La colección del Louvre comprende cerca de 300.000 obras, de las cuales se encuentran expuestas un total de 35.000, organizadas en diferentes temáticas: antigüedades orientales, antigüedades egipcias, pinturas italianas, españolas, etc. Entre las obras más conocidas expuestas en el museo se encuentra La Gioconda (Leonardo da Vinci), La libertad guiando al pueblo (Delacroix) y Las bodas de Caná (Veronés) en cuanto a pinturas. En cuanto a esculturas, encontramos La Venus de Milo (Grecia), El escriba sentado (Egipto) y La Victoria Alada de Samotracia (Grecia).



6. Museo d'Orsay

Es el otro gran museo de la ciudad tras el Louvre y comprende una extensa colección de arte impresionista del mundo occidental de 1848 hasta 1914 en sus más de 400 metros cuadrados. Entre sus obras más destacadas se encuentra Amapolas (1873) de Claude Monet, Noche Estrellada (1888) de Vincent van Gogh o Las Cosechadoras (1857) de François Millet.



7. El Panteón

A lo largo de la historia, el panteón ha servido para diferentes menesteres en función del tipo de régimen que gobernaba el país. Así, fue alternando usos religiosos con patrióticos. Finalmente se convino que sirviera de cementerio de personalidades ilustres del país galo. En su interior se encuentran las tumbas de Marie Curie, Victor Hugo, Rousseau y Émile Zola, entre otros. La entrada tiene un coste de 9 euros aunque como la mayoría de lugares turísticos es gratis para ciudadanos europeos menores de 26 años. Es una visita que realmente merece la pena ya que el edificio es espectacular.


8. Los Jardines y el Palacio de Luxemburgo

Fueron ordenados construir por María de Médicis cuando ésta se cansó de vivir en las instalaciones que actualmente ocupa el museo del Louvre. El parque que lo rodea es inmenso e ideal para descansar tras una larga jornada de caminata o para pararse a comer. El Palacio, sede del senado francés, no es accesible al público.



9. Iglesia de la Madeleine

Su construcción se prolongó durante casi ocho décadas, desde 1764 hasta 1842 y lo que más llama la atención es su aspecto de templo griego, sin cruz ni campanario, algo muy poco común en la arquitectura religiosa. En su interior se albergan esculturas, pinturas y un célebre mosaico de estilo bizantino. En el interior del recinto se celebran conciertos de música clásica tanto durante el día como durante la noche en días señalados.



10. La Catedral de Notre Dame

Es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo y fue el escenario en el que se inspiró la historia del Jorobado de Notre Dame, una de las películas más exitosas de Disney. Su construcción data del siglo XII y desde entonces ha sido testigo de eventos tan importantes como la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco o la coronación de Enrique VI de Inglaterra. La entrada a la catedral es gratuita pero para acceder a sus torres o a la cripta hay que pagar 8.50 euros (gratis para europeos menores de 26 años).



11. Saint Chapelle

Esta capilla fue ordenada construir por el monarca Luís IX a mediados del siglo XIII en el interior de su residencia parisina, el Palacio de la Ciudad. En su interior se encontraba la Corona de Espinas de Cristo hasta que tras la Revolución francesa tuvo que reubicarse en la Biblioteca Nacional y, más tarde y tras el Concordato con la iglesia católica, en la catedral de Notre-Dame, donde se expone todos los primeros viernes de cada mes así como el Viernes Santo. La visita al interior merece la pena por las impresionantes vidrieras que le valieron el distintivo de Patrimonio Mundial de la UNESCO.



12. Memorial de Diana de Gales

El 31 de agosto de 1997 la princesa de Gales Diana (Lady Di) falleció en un accidente automovilístico en extrañas circunstancias que tuvo lugar en el interior del Puente del Almá. Aunque muchas teorías apuntan a un posible asesinato orquestado por la Familia Real Británica y su servicio secreto, la versión oficial apunta a un accidente por el estado ebrio del conductor del vehículo, Henri Paul.



13. Torre Montparnasse

Este rascacielos de 209 metros de altura, el segundo más alto de Francia, está situado en el número 33 de la avenida Maine y cuenta con un mirador en su piso 56 con unas vistas impresionantes de los Campos Elíseos y la Torre Eiffel, motivo por el cual recibe más de 600.000 visitantes al año. El precio del ticket asciende a 14 euros.


14. Plaza de la Concordia

Originariamente nombrada plaza de Luis XV, se rebautizó como Plaza de la Revolución cuando, durante la Revolución Francesa, el monarca Luis XV y su esposa, Maria Antonieta, fueron decapitados en la misma plaza entre gritos de "Viva la República". Acabada la Revolución, el estado francés decidió renombrarla de nuevo, adoptando el nombre que actualmente sigue poseyendo, Plaza de la Concordia.



15. Grand Arche de la Defense

Con motivo del bicentenario de la Revolución Francesa se levantó este monumento el 14 de julio de 1989. Ofrece unas vistas únicas del nuevo distrito financiero de la ciudad así como de la descomunal avenida Charles de Gaulle. El precio para acceder al mirador es de 15 euros.



16. Arco de Triunfo del Carrusel

Esta estructura conmemora las victorias militares de Napoleón Bonaparte en el siglo XIX y su estilo está inspirado en el arco de Constantino de Roma. Tras la derrota de Napoleón, los bajorrelieves del monumento fueron desmontados y los caballos que lo coronaban fueron devueltos a Venecia. El Rey Carlos X restauró años más tarde, en 1820, el monumento.



17. Centro Pompidou

Las escaleras mecánicas exteriores y sus enormes tubos coloridos son los principales distintivos del Centro de Pompidou, que en su interior cuenta con colecciones de arte de los siglos XX y XXI, con obras de Picasso, Matisse y Andy Warhol, entre otros. En su piso superior puede disfrutarse de vistas panorámicas del centro de París así como de los tejados típicos de sus edificios.



18. Institut du Monde Arab

Creado en 1987 en colaboración con los Estados de la Liga Árabe para promover y difundir la cultura árabe a través de sus exposiciones temporales, museo y auditorio donde se realizan espectáculos y se proyectan películas y conferencias. Cuenta asimismo con una terraza panorámica con vistas únicas de la Ile de la Cité.



Cómo llegar desde el aeropuerto Charles de Gaulle al centro

Lo primero que llama la atención al llegar al aeropuerto Charles de Gaulle es la inmensidad del mismo y la cantidad de rutas que cubre. Tanto la terminal 1 y 3 como la 2 están conectadas vía férrea con París por la compañía estatal RER. El billete es bastante caro, 10.30 euros (20.60 euros ida y vuelta) y la duración del trayecto es de unos 40 minutos. Tiene parada en las estaciones Gare Du Nord, Chatellet-Les Halles, Notre Dame y Luxembourg. El horario del servicio es de 4.30h a 00.00h, por lo que si tu vuelo llega de madrugada deberás decantarte por el autobús nocturno o taxi/VTC.


¿Tienes alguna duda sobre París? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | MARZO

LAS PALMAS

TAJ MAHAL

LA HABANA