top of page

San Francisco, la ciudad de la libertad

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de San Francisco así como la mejor forma de llegar en transporte público desde el aeropuerto al centro.

Lugares que ver en San Francisco

Fundada por colonos españoles en 1776, San Francisco es en la actualidad una de las ciudades más prósperas del mundo, así como un destino turístico imprescindible para todo viajero que visite el estado de California. Cuna del movimiento hippie durante la década de los 60 y epicentro del movimiento LGBT, San Francisco es uno de los lugares más tolerantes y multiculturales del mundo.

Desde su fundación, fue una pequeña aldea hasta que en 1848 se descubrió oro en sus cercanías. Cuando la noticia empezó a propagarse por el país se produjo una migración de miles y miles de personas de alrededor de los Estados Unidos e incluso del mundo en el movimiento social conocido como 'Fiebre del Oro'. Gracias a ello San Francisco pasó de aldea a ciudad y empezó su época de mayor pujanza con la construcción de escuelas, líneas de ferrocarril, caminos e iglesias. El culmen del esplendor fue la creación de un sistema legal y de gobierno que consumó con la admisión de California como estado de la Unión de los Estados Unidos en 1850. Hubo personas que hicieron auténticas fortunas con la recogida de oro favorecidos por el hecho de que California era un estado sin ley, que justo en 1848 fue traspasado de México a Estados Unidos en el marco de la guerra que mantuvieron en el siglo XIX estas dos naciones. No había propiedad privada de los terrenos ni impuestos sobre el oro.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)

Lugares a visitar

El Golden Gate

En el siglo XX el tráfico en la bahía de San Francisco creció de tal forma que se hizo imperiosa la necesidad de construir un nuevo puente que conectara San Francisco con Sausalito. El proyecto presentado por Joseph Strauss resultó ganador y el puente fue construido con financiación 100% privada. Aunque iba a pintarse originalmente con rayas negras y amarillas para facilitar su visión en episodios de niebla (muy frecuentes en el área), finalmente se quedó con el color que tiene en la actualidad, que fue la primera capa de pintura que se le dio de forma inmediata a su finalización para proteger el acero de la estructura. Gustó tanto al arquitecto dicho color que decidió que se quedara así.

Vista panorámica del Golden Gate desde Fort Point

Desde su inauguración ha sido lamentablemente un punto habitual de suicidios. Era tal la cantidad de muertes que se producían cada año que incluso muchos curiosos se acercaban a la zona y permanecían el día entero en el puente para presenciar alguno en directo. En 2014, para poner fin a dicha situación, se dotó al puente de una red de acero en sus costados que ha reducido considerablemente el número de muertes. Aun así, continúa habiendo infinidad de carteles en las zonas colindantes cuyo objetivo es prevenir el suicidio ofreciendo números de asistencia telefónica gratuitos.


Se calcula que unos 100.000 vehículos circulan a diario por la estructura de seis carriles. Hay un peaje que sólo graba a los vehículos que circulan desde Sausalito en dirección San Francisco y cuyo precio varía en función del tipo de vehículo. Para vehículos de 2 ejes (coches y motocicletas) el precio es de 8 dólares. Los viandantes y las bicicletas están exentos de pagar peaje.

Las mejores vistas se obtienen desde Fort Point (imágenes de arriba) y desde las playas del oeste, tanto Marshall Beach como Baker Beach (a continuación), aunque también son populares las instantáneas desde Battery Spencer, al otro lado de la bahía, en Sausalito.

Vista panorámica del Golden Gate desde Marshall Beach

Pier 39

Es un centro comercial asentado sobre uno de los muelles de la ciudad que goza de gran popularidad entre la población local y los turistas. Abrió el año 1978 y desde entonces es una de las paradas obligatorias de todo visitante. Además, hay una zona donde pueden verse manadas de leones marinos libres recrearse tanto en el agua como en el propio muelle. También se puede divisar la isla de Alcatraz.

Barrio de Castro

El barrio de Castro es un grito a la libertad y a los derechos de la comunidad LGTB. Existe una teoría que apunta que la apertura de San Francisco a este tema es consecuencia del envío durante la Segunda Guerra Mundial de todos aquellos soldados sospechosos de ser homosexuales para que fueran juzgados por un tribunal militar. Un total de 10.000 gays y lesbianas fueron enviados durante esos años a San Francisco y se quedaron a vivir allí. Treinta años más tarde, se escogió al primer concejal abiertamente homosexual y la ciudad inició su imparable apertura a la diversidad sexual. Actualmente, la comunidad LGTB se concentra, sobre todo, en el barrio de Castro, en cuyo centro se encuentran las conocidos como "cuatro esquinas más gays de la Tierra"

Barrio de Castro en San Francisco
Paso de peatones con los colores de la bandera LGTBI en el barrio de Castro
Arte urbano en el barrio de Castro de San Francisco

Las Damas Pintadas

Estas casas de estilo victoriano se hicieron populares por ser muy pintorescas, auténticas y, sobre todo, por aparecer en multitud de películas y series de televisión. Delante de las mismas se encuentra un parque asentado sobre una colina, el Alamo Square Park, desde donde se obtiene una buena vista no sólo de las casas sino también del skyline sanfranciscano que se deja ver en el horizonte los días de cielos despejados.

Las Damas Pintadas, uno de los símbolos de San Francisco

Salesforce tower observation deck

Desde la planta 61 del edificio que alberga las oficinas de la empresa de software Salesforce se obtiene una de las vistas más privilegiadas del downtown de San Francisco. Y lo de privilegiada no hace referencia al coste del ticket para acceder que, de hecho, es gratuito, sino a la dificultad de hacerte con uno de estos tickets. A finales del año 2018, la empresa decidió abrir la planta al público pero sólo los sábados que ellos mismos designan cada mes, en horario de 11.00 a 18.00h previa contratación de un tour guiado (gratuito). Para más información sobre los próximos tours disponibles, consulta la web oficial del lugar pulsando AQUÍ.


The View bar

Otro de los mejores miradores de la ciudad se encuentra en el restaurante The View, situado en el número 780 de Mission Street, dentro del hotel Marriot. Es necesario consumir para poder acceder al recinto. El precio de una cerveza es de 9 dólares, mientras que el de un cocktail entre 17 y 18 dólares. Es bastante caro pero merece la pena por las increíbles vistas que se obtienen.


La Prisión de Alcatraz

Fortificación militar, prisión militar, prisión federal y parque nacional. Estos han sido los diferentes usos de esta pequeña isla situada en la bahía de San Francisco a lo largo de su historia. Pero su popularidad sólo se explica por su uso como prisión federal y la fama de lugar infranqueable y a prueba de fugas. Las gélidas aguas de la bahía así como las fuertes corrientes impedían que cualquiera que hubiera conseguido escapar de su celda llegara a tierra con vida. También se dice que la presencia de tiburones en sus aguas era otra dificultad añadida para los prófugos. Dada su gran seguridad, fue el destino de los criminales más peligrosos del momento como, por ejemplo, el mafioso Al Capone. También fue lugar de acontecimientos míticos como la espectacular fuga protagonizada por tres presos en 1962 que fue recreada posteriormente en la película "La Fuga de Alcatraz" en 1979.

Prisión de Alcatraz vista desde el Pier 39

Vista del downtown desde la Coit Tower

Como en toda gran ciudad de Estados Unidos, el downtown o distrito financiero está plagado de grandes rascacielos que acogen a empresas de la talla de Wells Fargo, Salesforce o PG&E. El edificio más espectacular es la pirámide Transamérica que, en su inauguración en 1972, fue el séptimo edificio más alto del mundo. Como curiosidad, este edificio era uno de los objetivos de los terroristas que sembraron el terror en el país el 11 de septiembre de 2001 estrellando dos aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York. Finalmente la idea fue desechada por los propios terroristas dada la complejidad de la operación.