Tbilisi, el corazón del Cáucaso


El lugar estratégico en el que se asienta la capital de Georgia, Tbilisi, la ha convertido, históricamente, en una importante ruta comercial entre Oriente y Occidente con el intercambio cultural que ello también conlleva. De hecho, en esta ciudad de poco más de un millón de habitantes conviven edificios de la iglesia ortodoxa georgiana, la mayoritaria del país, con edificios de la iglesia armenia, la católica-romana, Sinagogas, Mezquitas y un Templo Zoroástrico (corriente religiosa iraní) con total normalidad.

Aunque el 85% de la población es étnicamente georgiana, hay una importante comunidad de rusos fruto del pasado soviético del país. Antes de la llegada del Ejército Rojo, Tbilisi había sido dominada por importantes imperios como Persia, Bizancio o los turcos. En 1921 los bolcheviques conquistan la ciudad, que se convertiría en la capital de la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia, que comprendía los territorios de la actual Georgia, Armenia y Azerbaiyán. Durante la ocupación soviética, la ciudad creció significativamente ya que fue un importante centro industrial.

Tras el colapso de la Unión Soviética, Georgia entró, posiblemente, en una de sus peores períodos. La corrupción y el crimen se extendieron durante el gobierno de Shevardnadze (1993-2003), cómplice de la mafia georgiana, que creció y se hizo fuerte hasta el punto de ser comparable en tamaño, influencia y riqueza a la célebre mafia siciliana. La economía colapsaba y la pobreza se extendía hasta que el pueblo se levantó contra el gobierno en la llamada 'Revolución de las Rosas' (2003), que consiguió derrocar al gobierno vigente e inició una fase de crecimiento económico sostenido marcado por el distanciamiento de Rusia y el acercamiento a la Unión Europea y Estados Unidos. La Guerra en Osetia del Sur en 2008 ha acabado de enquistar el conflicto con el país vecino.

Del aeropuerto al centro

El Aeropuerto Internacional de Tbilisi se encuentra a unos 15 km del centro histórico de la ciudad. Pese a ser modesto, cuenta con los servicios básicos que uno puede esperar encontrar en cualquier aeropuerto. Además, dispone de un autobús que opera las 24 horas del día y que es baratísimo. El número 37 conecta el aeropuerto con Freedom Square, en pleno centro. El coste del billete es de ¡¡34 céntimos!! y se paga en el mismo bus pasando la tarjeta de crédito por los lectores (sí, además de barato equipado con la última tecnología). El único inconveniente es que la duración del trayecto es de una hora. Para la ida (aeropuerto a centro) la parada se encuentra saliendo de la terminal a la derecha. Para la vuelta (centro-aeropuerto), la parada se encuentra justo en frente del centro comercial 'Galleria Tbilisi'. Como en todo país desconocido, en caso de decantarse por un taxi es importante comprobar que sea oficial para evitar estafas.

Documentación y moneda

Para ciudadanos españoles no es necesario la obtención de un visado para entrar en el país, basta con llevar el pasaporte en regla. Los controles de inmigración no son ni más ni menos estrictos que en otros países. La moneda oficial del país es el lari (GEL) cuyo cambio aproximado con el euro es 3 GEL por cada euro (abril 2019). En el aeropuerto hay varias casas de cambio que ofrecen buenos tipos sin comisiones sorpresa.

Catedral de Sameba

Es el icono de la ciudad y es visible desde todos los puntos de la misma. Es la sexta catedral ortodoxa más grande del mundo tras las catedrales de San Petersburgo, Bucarest, Moscú y Belgrado. Cuenta con una superficie de 4.000 metros cuadrados y una capacidad para unos 10.000 fieles. La entrada al recinto así como a su interior es gratuita, aunque como en todos los templos ortodoxos, está prohibido realizar fotografías en su interior y las mujeres han de cubrirse el pelo con un pañuelo para poder acceder.


Narikala

Fortaleza histórica que debe su nombre a la palabra persa 'Nari', cuyo significado es 'fortaleza inaccesible'. Ha sobrevivido a todas las invasiones acaecidas a lo largo de la historia y su levantamiento data incluso de antes que la fundación de la propia ciudad. Puede subirse hasta la cumbre a pie o bien en el teleférico que se coge en Plaza Europa. El precio del mismo es de 6 GEL (unos 2 euros al cambio) e incluye tanto el trayecto de subida como el de bajada.


Kartlis Deda

Es uno de los símbolos de la ciudad. La estatua fue erigida en el 1500 aniversario de la fundación de la ciudad de Tbilisi, en 1958. La figura de aluminio representa una mujer ataviada con el traje nacional de Georgia que sostiene, en una mano, un recipiente de vino que saluda a los que vienen pacíficamente y, en la otra, una espada para combatir al enemigo.


Casco antiguo

Calles empedradas, estrechas e irregulares conforman el centro histórico de Tbilisi. Caótico pero lleno de vida. Los balcones de madera tallada son su seña de identidad, así como las casas colgantes.

Es en el centro dónde se encuentran los baños termales, una de las atracciones que más turistas atrae. Los precios varían en función de los baños pero van desde los 2 euros en salas comunes a más de 50 euros en salas privadas. Las aguas tienen demostradas propiedades beneficiosas para la salud aunque no son milagrosas. Cuentan que el fundador de la dinastía persa acudió a los mismos para curarse con sus aguas y que, al no ver resultados, mandó destruirlos. Posteriormente fueron reconstruidos, manteniendo su diseño inalterado hasta nuestros días.


Puente de la Paz

Este puente de diseño contemporáneo fue inaugurado en 2010 y fue ordenado construir por el Ayuntamiento de la ciudad, que quería que fuera un puente vanguardista el que uniese la parte antigua de la ciudad con la parte nueva. La estructura es impresionante y rápidamente se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares de la ciudad.


Estatua King Vakhtang

Esta estatua simboliza la dinastía de reyes que reinaron Georgia. Pero lo realmente interesante son las vistas que se obtienen desde el balcón donde se encuentra la estatua así como el monasterio que se levanta a su lado.


Palacio Presidencial

Georgia es una República y hasta finales de 2017 eran los ciudadanos los que, directamente, escogían con sus votos al Presidente/a de la nación. Este cargo actualmente es ocupado por Salomé Zurabishvili, la primera mujer en ostentar dicha posición. Las funciones son meramente protocolarias e incluye principalmente la construcción y mantenimiento de relaciones con otros países. No es posible acceder al edificio ni acercarse a su fachada.


Otros puntos de interés

Plaza de la Libertad

Denominada Plaza de Lenin durante la ocupación soviética, con el colapso de la URSS recuperó el nombre que adoptó en 1918 tras la fundación de la Primera República de Georgia tras el fin del imperio ruso.

Parlamento georgiano

Más bien ex-Parlamento georgiano. En 2012 se trasladó oficialmente el Parlamento a la antigua capital de Georgia, Kutaisi, en el marco de la descentralización llevada a cabo por el gobierno con el objetivo de desarrollar económicamente todo el país.

Ministerio de Economía

Edificio Biltmore

Es un hotel de lujo que destaca sobre el skyline de Tbilisi y que se ubica en la zona nueva de la ciudad.


#Tbilisi #Georgia #URSS #Guíadeviaje #Mafiageorgiana

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | JUNIO

Sagrada Familia Barcelona
Mezquita de Cordoba
Alhambra de Granada