Turín, la capital del Piamonte

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Turín así como la mejor forma de llegar en transporte público desde Milán.

Popularmente conocida como la cuna de Italia por ser el lugar de nacimiento de importantes políticos que contribuyeron a la unificación de Italia en el siglo XIX, la ciudad de Turín es la capital de la región de Piamonte, al norte del país, y cuarta ciudad más poblada del país tras Roma, Milán y Nápoles.


Fue la primera capital de la Italia unificada durante cuatro años. Posteriormente perdió dicha condición en favor de Florencia, que lo fue hasta que se anexó la región del Lacio seis años más tarde, pasando el relevo a Roma, actualmente todavía capital del país.


Durante los siglos XIX y XX la ciudad experimenta un gran desarrollo industrial y económico y se convierte en una de las regiones más ricas, atrayendo a una gran cantidad de inmigración del sur de Italia. Después de la Primera Guerra Mundial, la ciudad se convirtió en uno de los focos de oposición al gobierno fascista y en 1943 se produjo una gran huelga obrera que contribuyó a la caída del régimen tras la extensión de la revuelta a otras ciudades del país.


(todas las fotografías mostradas a continuación han sido realizadas por mí y se encuentran geolocalizadas, de tal modo que haciendo click en las mismas accederás a la ubicación exacta desde dónde fueron tomadas)


Lugares a visitar


Monte dei Cappuccini

Es el lugar más popular entre los turistas. Sobre su colina se levanta una iglesia así como un mirador desde donde las vistas panorámicas de la ciudad son inmejorables, con la mole antonelliana presidiendo el skyline de la ciudad. El acceso al mirador y a la iglesia es gratuito.


Mole Antonelliana

Es el símbolo de la ciudad y durante mucho tiempo el edificio más alto de la misma con sus 167,5 metros. Perdió dicho honor el año 2000, cuando se levantó el moderno rascacielos Regione Piemonte. En su interior se encuentra el Museo Nacional de Cine así como un viewpoint con vistas de toda la ciudad.


MOLE ANTOLLENIANA / 9.00 - 20.00 Miércoles-Lunes (Martes cerrado) y de 9.00 - 23.00 Sábados | Precio: 9,50€ (reducida 7,50€) | Localización: Via Montebello, 20


Palacio Real y alrededores

Turín fue la ciudad escogida por la Casa Saboya, una familia de nobles muy adinerada, para levantar un sinfín de residencias y castillos, un total de 22. El primero de ellos fue el Palacio Real, que contiene un extenso jardín en sus inmediaciones.


MUSEOS / 8.30 - 19.30 Martes-Domingo (Lunes cerrado) | Precio: 12€ (reducida 6€) | Localización: Piazzeta Reale, 1

JARDINES REALES / 8.30 - 19.30 Martes-Domingo (Lunes cerrado) | Precio: Gratis | Localización: Piazzeta Reale, 1

BIBLIOTECA REAL / 8.00 - 19.00 Lunes-Viernes y 8.00 - 14.00 Sábado (Domingo cerrado) | Precio: Gratis | Localización: Piazza Castello, 191


Catedral

La Catedral de Turín es el único ejemplo de arquitectura renacentista en la ciudad y custodia la reliquia cristiana más famosa, la Sábana Santa o Santo Sudario, que se atribuye ser el que envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret tras su crucifixión. Asimismo, contiene una réplica de La última cena de Leonardo Da Vinci. La entrada es gratuita.


Arquitectura turinesa

Turín es ampliamente reconocida por su arquitectura barroca y rococo y sus plazas y bibliotecas. Pasear por el centro histórico es la mejor manera de contemplar dichos estilos arquitectónicos.


Castello del Valentino

El antiguo castillo fue adquirido por la casa Saboya en el siglo XIII y en él vivió María Cristina de Francia desde el año 1630. Tiene forma de herradura y un amplio patrio interior con pavimento de mármol. Con la ocupación napoleónica, el castillo fue saqueado por las tropas francesas, por lo que el mobiliario tuvo que ser restituido posteriormente en el siglo XIX. Tras un periodo de abandono, la estructura ha sido designada como sede de la facultad de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Turín.


Iglesia de la Gran Madre di Dio

Esta iglesia del siglo XIX fue edificada para celebrar el retorno de los Saboya a sus posesiones tras la caída del imperio napoleónico. El edificio recuerda en gran medida al edificio del Panteón romano, y es que su diseño está inspirado en él. Debajo de la iglesia se encuentran los restos óseos de los caídos de la Primera Guerra Mundial.


Cómo llegar a Turín desde Milán en transporte público

La forma más cómoda y rápida de llegar a Turin desde Milán es el tren. El Freccia Rossa (el AVE italiano) une ambas ciudades en 1 hora, aunque el precio del billete es caro (25 euros por trayecto). Otra opción más económica es un tren regional, cuyo precio varía en función de la demanda de billetes y la antelación de reserva pero que puede salir fácilmente por 9-15 euros. En este caso, el trayecto dura 2 horas.


La alternativa es el bus. La compañía Flix une ambas ciudades en 2 horas de trayecto y a precios derribo si reservas con tiempo (es fácil encontrar billetes a 3 euros). El contra de esta opción es que las estaciones de partida y llegada tanto en Milán como en Turín están algo apartadas del centro, por lo que el ahorro en el billete puede perderse en los desplazamientos al centro necesarios luego.


Yo me decanté en la ida por un regional (Milano Centrale a Torino Porta Nuova) y en la vuelta por el Freccia Rossa (Torino Porta Nuova a Milano Porta Garibaldi).


¿Tienes alguna duda sobre Turín? Deja un comentario o escribe en nuestro chat y te responderemos en la mayor brevedad posible.