Las mejores cascadas de Islandia


Innumerables y a cada cual más impresionante. Si hay algo que no me cansé de ver en mi viaje a Islandia fueron las cascadas, repartidas a lo largo de todo el país y cada una con un detalle que la convierte en especial. Si tuviera que hacer un ránking de las cinco mejores, este sería el resultado:

1. Skogafoss

Probablemente la más popular, la que no falla en ninguna guía de viaje, y es que es espectacular. Tuve la suerte que el cielo estuviera despejado, pudiendo ver el arcoiris y la cascada en todo su esplendor. La caída de 60 metros y un poderoso caudal la hacen única. Además, hay una ruta senderista a su lado izquierdo que permite ascender hasta arriba, recorriendo el río Skógar hasta los glaciares de Eyjafjallajökull y Mýrdalsjökull.

Cuenta la leyenda que el primer colono vikingo en la zona enterró un tesoro en una caverna detrás de la cascada. Años después unos locales lo encontraron pero cuando lo estaban extrayendo, la caja se soltó del anillo que la sujetaba y se perdió en en las profundidades. Este anillo fue posteriormente utilizado en la puerta de la iglesia de Skógar y actualmente se conserva en su museo.

2. Seljalandsfoss

A escasos 30 km de la primera, encontramos Seljalandsfoss. Como en la anterior, puedes ascender a su cima, pero lo que la hace especial es el recorrido que permite adentrarte dentro de la cascada, siendo la única del país que permite hacerlo. Aunque salí empapado, es toda una experiencia. La cascada se alimenta del río Seljalandsá y durante invierno el camino que la recorre por dentro suele cerrarse al público. El párking es de pago y hay un puesto de comida.

3. Godafoss

La cascada de los Dioses no destaca por su altura (doce metros), pero sí por su anchura (treinta metros) y el color azul turquesa del agua que discurre en ella. Puedes acercarte por ambos lados y como las dos primeras, hay un parking en los alrededores, no siendo necesario caminar. El nombre proviene de una leyenda islandesa según la cual el lagman Porgeir, tras declarar el cristianismo en Islandia, lanzó a la cascada los símbolos paganos.

4. Dettifoss

Al norte del país encontramos la cascada más potente de Europa, con un vigoroso caudal y una caída de 44 metros. A través de las piedras que la rodean podrás llegar a asomarte -tanto como tu vértigo te permita- a la imponente caída que alimenta el cañón Jökulsárgljúfur. La falla que originó la cascada forma parte de la dorsal atlántica que divide Islandia en dos placas tectónicas, la Euroasiática y la Norteamericana

5. Svartifoss

Svartifoss (La Cascada Negra) se encuentra dentro del Parque Nacional de Skaftafell y para llegar a ella deberás recorrer una ruta a pie de unos 20 minutos. Las columnas basálticas, de origen volcánico, hacen de ella un enclave único a pesar de presentar un caudal mucho menor al del resto de cascadas del país. El agua que la alimenta proviene del glaciar Svinafellsjöjull.

Fue fuente de inspiración en el diseño del Teatro Nacional de Islandia y la iglesia Hallgrimskirkja en Reykjavík.

#Islandia #Cascadas #Skogafoss #Seljalandsfoss #Godafoss #Dettifoss #Svartifoss

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | AGOSTO

reykjavik.png
Ireland.png
Paris.png