Alojarse en un resort de Las Vegas


  • Descubre si merece la pena pagar el precio de un resort en Las Vegas y todas las cosas que puedes llegar a hacer si te hospedas en uno de ellos.

Las Vegas es un parque temático de grandes dimensiones y uno de los elementos dinamizadores y claves del mismo son los gran resorts que se levantan a lo largo del Strip. Los hay de temática variada, desde la italiana Venecia hasta Nueva York, pasando por la exótica cultura egipcia. En estos macrocomplejos puedes hacer todo lo que puedas imaginarte sin siquiera salir de sus instalaciones, pero seguramente la parte que más llama la atención de los visitantes son los casinos, que a la vez son su principal fuente de ingresos.

En mi viaje a Las Vegas tuve la disyuntiva entre alojarme en uno de estos resorts o en un Airbnb y finalmente me decanté por el hotel Flamingo, el más antiguo de los gran resorts. La diferencia de precio es considerable, sobre todo si haces el viaje en solitario. La reserva fue por 4 noches la primera semana de septiembre por un precio de 437 euros. Pero dicho precio, para mi sorpresa, no sería el definitivo. Todos los resorts de Las Vegas cobran un "resort fee" al hacer el check-in que puede ascender a unos 30-40 dólares por día y habitación y en ningún caso se informa del mismo durante el proceso de reserva, por lo que el precio definitivo ascendió a 550 euros por 4 noches, algo más de 130 euros la noche. Y, aunque parezca mentira, ¡¡wifi no incluido!!. Pese a que no tuve problemas al beneficiarme del roaming de Vodafone en Estados Unidos, si necesitas wifi para subir las fotos a Instagram o para hablar por Whatsapp con tus amigos y familia, tendrás que pagar el módico precio de 14 euros por día.

La habitación es espaciosa pero de estética algo desfasada. La cama es cómoda y como he comentado anteriormente, dentro del resort se puede hacer casi de todo. En cuanto al casino, personalmente no noté mucha diferencia entre el casino del Flamingo y el del resto de resorts. La reserva incluye acceso al gimnasio (que no está nada mal por cierto) y la piscina, con vistas a la Noria (ver fotos de arriba), aunque olvídate de intentar meter un palo selfie o cualquier otro objeto que los guardias consideren que puede servir para golpear a otra persona. El control de seguridad es bastante minucioso. También es tarea ardua conseguir poner tu toalla cerca del agua, ya que la gran mayoría de espacio está copado por espacios reservados y hamacas de pago.

Otro tema espinoso es el "desayuno" incluido. Si te has decantado por incluir desayuno en tu reserva debes saber que el desayuno como tal no existe. Durante el check-in se entrega un vale de 9 dólares por día y persona a gastar en uno de los restaurantes autorizados. En principio no pinta mal, ¿no?. En estos restaurantes autorizados un wrap de pollo cuesta 11 dólares, por lo que mi recomendación es que no solicites desayuno incluido cuando hagas la reserva ya que no vale la pena.

En resumen, aunque no volvería a alojarme durante tantos días en un resort de Las Vegas, creo que sí que merece la pena pasar una o dos noches en uno para vivir la experiencia, que otra cosa no, pero curiosa lo es un rato.

#Resort #LasVegas #ResortFee #Flamingo #Alojamiento #Strip

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | OCTUBRE

LISBOA

RONDA

FLORENCIA