Los Acantilados de Moher, la maravilla de Irlanda


Al oeste de la isla de Irlanda se levantan imponentes y majestuosos acantilados que fueron bautizados con el nombre de Moher ya que así se conocía al fuerte que ahí se levantó hasta que fue derribado en el contexto de las guerras napoleónicas. Ocupan más de 8 kilómetros de costa y en su punto más alto alcanza los 214 metros, una altura de vértigo.


Es la atracción turística más popular de la República de Irlanda por lo que está dotada de la adecuada infraestructura. Esto es, un centro de visitantes, un parking, así como un sendero que recorre la totalidad de los acantilados. La entrada tiene un precio que varía de los 4 a los 8 euros según la hora en la que reserves (peak, off peak) y puedes comprarlo tanto anticipadamente online pulsando AQUÍ como en las taquillas que están ubicadas en el centro de visitantes.


Cómo llegar a los Acantilados de Moher desde Dublin

El único pero de visitar los Acantilados de Moher es que no están precisamente cerca de Dublin por lo que si dispones de poco tiempo en Irlanda es prácticamente imposible combinar una visita a la ciudad con los acantilados. Las tres formas más comunes de llegar son:

  • Coche alquilado: es una forma barata de realizar el trayecto si va más de una persona. La duración del recorrido es de 3 horas y 10 minutos aproximadamente aunque en estas circunstancias es recomendable recorrer los castillos que abundan en dicha zona de la isla así como Burren. El precio del ticket incluye el parking en las instalaciones.

  • Tour organizado: si no dispones de carnet o no quieres alquilar coche por eso de tener que conducir por la izquierda, un tour organizado puede adaptarse bien a tu presupuesto. Hay numerosas compañías y lo mejor es comparar ya que sus tarifas van cambiando cada año. A fecha de mi visita (agosto 2019), el tour más barato lo encontré en la compañía 'Paddywagon tours'.

  • Bus público: si estás dispuesto a pernoctar una noche en la zona esta es la opción más económica de todas aunque no por mucha diferencia. Primero deberás coger un bus de Dublin a Galway y, una vez en Galway, numerosos buses conectan la ciudad con los acantilados. Bajo mi punto de vista no merece la pena ya que con un día entero es suficiente para la ida, la vuelta y la visita completa a los acantilados y a algunos puntos interesantes de la zona.

El recorrido por los senderos es libre y, aunque hay un sendero oficial, no hay ningún tipo de prohibición sobre acercarte tanto como quieras al precipicio. Es bastante habitual que haya fuertes vientos o lluvia por lo que en estas circunstancias hay que extremar las precauciones. El tiempo aproximado en recorrer la zona principal es de una hora y media, aunque obviamente variará en función de la agilidad de los asistentes. A continuación os dejo las fotos que pude hacer de esta maravilla de la naturaleza:

#AcantiladosMoher #Irlanda #Galway #Cómollegar #Dublin

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | OCTUBRE

LISBOA

RONDA

FLORENCIA