Qué ver en Segovia: 6 lugares que no puedes perderte

  • Descubre los mejores lugares que visitar en la ciudad de Segovia así como la mejor forma de llegar en transporte público y el mejor restaurante para degustar la gastronomía típica de la región.

Los primeros habitantes de Segovia fueron los neandertales, que hace miles de años se establecieron en los alrededores de donde se sitúa actualmente el Alcázar. La ciudad empezó a coger relevancia con el repoblamiento incentivado por las autoridades cristianas tras la invasión islámica de la Península Ibérica en el siglo XI.


Gracias a la situación de Segovia, lugar de paso de muchas rutas trashumantes, el comercio de lana y textiles se desarrolló de forma significativa. Esta vitalidad económica, junto con el hecho de que la ciudad fue escogida por la Casa Trastámara para establecer su corte, dotaron de gran relevancia a la ciudad, que incluso fue escogida por Isabel la Católica para ser proclamada reina de Castilla el 13 de diciembre de 1474.


Los siglos posteriores fueron años de vaivenes en los que la ciudad alternó épocas de decadencia con épocas de renacimiento. Actualmente es una de las ciudades más visitadas del centro de la Península gracias a su cercanía con la ciudad de Madrid y a los numerosos atractivos turísticos que años de historia legaron a la ciudad.


1. La Catedral

Construida entre los siglos XVI y XVIII, la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, forma parte del gótico tardío, de hecho es una de las últimas catedrales de estilo gótico que se erigieron en España y Europa.

Se construyó en pleno siglo XVI, concretamente entre los años 1525 y 1768. En esta época la arquitectura imperante en Europa era ya la renacentista. Es por ello que en la Catedral de Segovia podemos discernir un estilo predominantemente gótico, al ser del gótico tardío, pero ya enmarcado con algunos rasgos renacentistas.

La torre de la Catedral de Segovia, es, sin duda, uno de los grandes referentes arquitectónicos. Su esbeltez y singularidad la convierten en la joya de la corona de esta Catedral conocida por muchos como la Dama de las Catedrales. A lo lejos, la torre define el perfil de la ciudad, dejando a la Catedral en una casi levitación entre cielo y tierra enmarcada, a su vez, entre las diferentes torres de menor tamaño que surgen de las demás iglesias segovianas, muchas de ellas románicas. 

La torre abrió sus puertas el 3 de octubre de 2014 a turistas y visitantes. Tras subir un total de 190 escalones se accede al campanario para disfrutar de las vistas panorámicas que ofrece el mirador más alto de la ciudad. Desde los diferentes balcones se localizan los monumentos más importantes de la ciudad: el Acueducto romano, las numerosas iglesias románicas y sus torres, el Alcázar, la muralla, el cementero judío o los monasterios y conventos. En el horizonte, se erige la sierra y la meseta castellana que con cada estación del año se viste de diferentes tonalidades.


Las visitas guiadas a la torre se realizan en el periodo de 1 de noviembre a 31 de marzo a las 10:30, 12:00, 13:30, 15:00 y 16:30. Desde 1 de abril hasta 31 de octubre, 10:30, 12:00, 13:30, 15:00, 16:30, 18:00 y 19:30. Visita guiada nocturna viernes, sábados y domingos a las 21:30 de mayo a octubre. Visita los horarios y precios actualizados tanto de los tickets a la catedral como a la torre en la página web oficial pulsando AQUÍ.


2. Iglesia de San Martín

La iglesia de San Martín es Monumento Nacional y uno de los templos medievales más emblemáticos de esta ciudad castellana. Se encuentra situada en el corazón comercial y turístico de la ciudad intramuros, en la Calle Real, paseo que comunica dos de los monumentos más visitados de la ciudad: la catedral y el acueducto. San Martín es el único ejemplo segoviano conservado que presume de tener una galería porticada que rodea completamente la iglesia salvo por su cabecera. El desnivel del terreno que rodea el templo por sus costados meridional y septentrional obligó a realizar un escalado de alturas para su adecuación.


3. Acueducto

El Acueducto de Segovia es la obra de ingeniería civil romana más importante de España. Esta milenaria obra hidráulica tenía por objeto captar las aguas del Río Frío, al pie de la Sierra de Guadarrama, y conducirlas a la ciudad, distante unos 17 kilómetros.

Los romanos construyeron un canal con una pendiente media del uno por ciento que se encontró con una única dificultad, el vado del río Clamores. Para superarlo y alcanzar el espolón rocoso en el que se alzaba la ciudad, tuvieron que construir, en cuatro segmentos distintos, una monumental obra de mampostería de 813 metros de longitud.

La visita a todo el recinto y los alrededores del acueducto es completamente gratuita. Las mejores vistas desde mi punto de vista se obtienen desde el Postigo del Consuelo.


4. El Alcázar

El Alcázar de Segovia es un palacio que, por su peculiar silueta y su excelente ubicación, despierta la admiración de cuantos lo contemplan. Su existencia está documentada ya desde principios del siglo XII. Durante toda la Edad Media el Alcázar se convirtió en una de las residencias favoritas de los reyes castellanos. El acceso al trono de la monarquía Trastámara supuso para el Alcázar de Segovia un nuevo impulso en todos los ámbitos: arquitectónico, institucional, político y simbólico. Con dicha monarquía, el Alcázar se constituyó en un auténtico palacio, de él salió Isabel la Católica el 13 de diciembre de 1474 para ser proclamada Reina de Castilla en la Plaza Mayor de Segovia

Fue el lugar escogido por Felipe II para celebrar su boda con Ana de Austria, su cuarta esposa. Tras la instalación de la Corte en Madrid, el Alcázar perdió su condición de residencia real y pasó a convertirse en prisión de Estado durante más de dos siglos. En 1764, el Rey Carlos III fundó el Real Colegio de Artillería, el cual se instaló en el Alcázar hasta que el día 6 de marzo de 1862 un pavoroso incendio destruyó las techumbres y dañó la estructura. La restauración se inició en 1882, y en 1896, una vez concluida la obra de fábrica, el Rey Alfonso XIII, y en su nombre la Reina Regente María Cristina, entrega el Alcázar al Ministerio de la Guerra con destino exclusivo al Cuerpo de Artillería. En 1898 se instala, en la parte superior del edificio, el Archivo General Militar, donde actualmente continúa.

La entrada completa permite visitar las salas de Palacio, conocer el Museo de la Artillería y además, disfrutar de unas incomparables vistas de Segovia y todo su Casco Histórico desde la Torre de Juan II y tiene un coste de 8 euros. Existe otra entrada que incluye todo lo anterior excepto la Torre de Juan II, con un precio reducido de 5,50 euros. Puedes consultar la información actualizada sobre horarios y precios de acceso en la web oficial del Alcázar pulsando AQUÍ.


5. Mirador del Alcázar y los dos valles

Desde este mirador el Alcázar puede ser contemplado en todo su esplendor. Sin lugar a dudas un sitio que no te puedes perder bajo ningún concepto. El camino desde la entrada del Alcázar apenas son 22 minutos a pie, un total de kilómetro y medio.


6. Monasterio de Santa Maria del Parral

Este monasterio de clausura del siglo XV pertenece a la Orden de San Jerónimo. Se encuentra situado extramuros de la ciudad junto a la iglesia de la Vera Cruz y muy cercano al convento de San Juan de la Cruz y a la antigua fábrica o casa de la moneda. Mantiene en la actualidad el uso para el que fue creado.

Acerca de

Herramientas

DESTINOS DEL MES | NOVIEMBRE

LAS PALMAS

CHIPRE

CAMBODIA